Racismo contra los pueblos indígenas

A pesar de las buenas intenciones que se expresan en la Carta de las Naciones Unidas de 1945, este histórico documento no ha cambiado al mundo como era su intención.

Los esfuerzos de la comunidad internacional para cumplir los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos los seres humanos, independientemente de raza, sexo, lenguaje o religión, han sido inadecuados. En la actualidad persiste la discriminación racial, los conflictos étnicos y la violencia en muchas partes del mundo. Millones de seres humanos continúan enfrentando la discriminación por el color de su piel o por su procedencia étnica.

Los pueblos indígenas son uno de los sectores discriminados. Las minorías étnicas, los emigrantes y los refugiados políticos son otros grupos a los que no se les respetan los derechos humanos fundamentales.

El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, CERD

En 1965, la Asamblea General de la ONU adoptó la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial (ICERD), que también tiene gran importancia para los pueblos indígenas.

La aplicación de la Convención esta supervisada por el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD). Todos los Estados Partes están obligados a presentar informes periódicos al Comité sobre cómo los derechos están siendo implementados.

Organizaciones de pueblos indígenas entre otros tienen la posibilidad de presentar informes paralelos y presentar sus puntos de vista a los miembros del Comité antes de que los informes de los Estados son examinados. Después de la examinación oficial, el Comité prepara sus observaciones finales, incluyendo sus preocupaciones y recomendaciones al Estado Parte.