Inicio > Derechos Humanos > Procesos Internacionales > O.I.T. y el Convenio 169

La Organización Internacional del Trabajo, OIT, y los pueblos indígenas

La Organización Internacional del Trabajo, OIT, es una de las agencias especializadas del sistema de la ONU. El objetivo primario de la OIT es promover la justicia social para todos, basada en las normas laborales internacionalmente reconocidas. Estas normas asumen la forma de Convenciones y Recomendaciones. Basada en estas normas, la OIT también provee asistencia técnica en una amplia gama de áreas.

La OIT ha estado trabajando con pueblos indígenas y tribales desde los años veinte en reconocimiento de su particular vulnerabilidad y marginación. En 1957, la OIT adoptó la primera Convención internacional sobre Poblaciones Indígenas y Tribales - La Convención No. 107. La Convención No. 107 ya no está abierta para ratificación pero sigue vigente en 19 países, incluyendo a Bangladesh, El Salvador, India y Panamá.

El Convenio 169

El Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo, es hasta el momento el único instrumento regulador internacional que otorga a los pueblos indígenas el derecho internacionalmente validado a un territorio propio, a su cultura e idioma, y que compromete a los gobiernos firmantes a respetar unos estándares mínimos en la ejecución de estos derechos.

El Convenio 169 está basadao en la revisión del Convenio 107 de la OIT de 1957. El Convenio 169 de la OIT constata en el preámbulo que "la evolución del derecho internacional desde 1957 y los cambios sobrevenidos en la situación de los pueblos indígenas y tribales en todas las regiones del mundo hacen aconsejable adoptar nuevas normas internacionales en la materia, a fin de eliminar la orientación hacia la asimilación de las normas anteriores" y reafirma el aporte especial de los pueblos indígenas a la diversidad cultural.

A los pueblos indígenas se les otorga el derecho de definir "sus propias prioridades en el proceso de desarrollo", y de "participar en el establecimiento, la ejecución y la evaluación de los planes y programas para el desarrollo nacional y regional".

Se reconocen los derechos de propiedad y posesión de los pueblos indígenas sobre su tierra tradicional, y los países deben asegurar la demarcación y la protección de los territorios, y además definir los procedimientos para el reconocimiento legal de las mismas (Art. 13). Los derechos de los pueblos indígenas sobre los recursos naturales de sus países deben ser protegidos especialmente cuando el Estado es el propietario de las riquezas del subsuelo. En este caso debe ser obligatorio realizar consultas con los pueblos indígenas afectados.

Los gobiernos firmantes se comprometen a consultar a los pueblos indígenas sobre todas las medidas legales y administrativas relevantes para ellos, con el objetivo de lograr la conformidad y aceptación de las medidas propuestas.

El Convenio 169 de la OIT establece también para la cooperación al desarrollo un marco internacional obligatorio.

Leer más

Visitar la página web de la O.I.T.

Ver la lista de países que ratificaron el Convenio 169