Inicio > Derechos Humanos > Procesos Internacionales > Relator Especial - ONU

El Relator Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

El mandato del Relator Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas ha resultado un instrumento crucial para hacer más visible la situación de los pueblos indígenas en el trabajo de las agencias internacionales y organismos de derechos humanos, y ha abierto espacios de diálogo entre los pueblos indígenas, los Gobiernos y organizaciones internacionales.

El profesor Rodolfo Stavenhagen fue el primer Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Situación de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas. Fue nombrado por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en 2001.

En marzo 2008, el Consejo de Derechos Humanos nombró al profesor S. James Anaya como nuevo Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y libertades fundamentales de los pueblos indígenas.

En mayo 2014, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas nombró a la Sra. Vicky Tauli-Corpuz en el mandato de Relator Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas. La Sra. Tauli-Corpuz, de Filipinas, ha sido una activa defensora de los derechos de los pueblos indígenas desde hace muchos años, habiéndose desempeñado previamente como Presidenta del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas.

Reforzamiento del mandato

En septiembre de 2010, el Consejo de Derechos Humanos cambió el título del mandato de "Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos indígenas" de "Relator Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas" (A/HRC/15/14).

La nueva resolución reafirma y refuerza el mandato del ponente especial según lo descrito en las resoluciones anteriores de la Comisión de Derechos Humanos, en áreas tales como las visitas oficiales del Relator Especial, las comunicaciones y los informes anuales.

El nuevo mandato incorpora además una serie de innovaciones importantes en la relación a las resoluciones anteriores, incluyendo las siguientes:

  • La resolución encarga al Relator Especial la promoción de la Declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, así como otras normas internacionales relevantes.
  • La resolución invita al Relator Especial a trabajar en estrecha colaboración con el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, incluyendo la participación en sus sesiones anuales.
  • La resolución invita al Relator Especial a identificar, intercambiar y promover mejores prácticas en la promoción y la protección de los derechos de los pueblos indígenas.
  • La resolución llama al Relator Especial a prestar una especial atención a la situación de mujeres y de niños indígenas, y a aplicar una perspectiva de género en su trabajo.

Para más información