Inicio > Noticias > Buscar noticias

México: Jóvenes indígenas componen metal en tsotsil para exigir derechos

21 octubre 2016

Foto: Zeltzin Viad
Hace diez años que desde Chiapas cuatro jóvenes indígenas componen metal y rock en su lengua originaria (tsotsil) para exigir sus derechos. Ellos definen a Vayijel como una banda que reivindica la cosmovisión indígena sin pedir favores ni victimizar a su pueblo. Su guitarrista y vocalista, Oscar López, nos cuenta cómo es posible usar este género musical para fortalecer su identidad indígena en México.

-¿Por qué describen la música de Vayijel como comprometida con la dignidad de su pueblo?

-Porque es nuestra vida y nuestra historia, venimos de un pueblo que ha luchado constantemente por su dignidad, por mantener viva la cultura, la lengua; nuestra cosmovisión. A nosotros cómo jóvenes nos toca continuar esa labor, aún falta mucho por hacer y nosotros lo hacemos a través de la música, buscando la calidad en todo lo que hacemos.

-Entonces, ¿cómo componen metal y rock desde el compromiso con su identidad indígena?

-Pues usando todos los recursos que tenemos, nuestra lengua, nuestros atuendos tradicionales, la música tradicional, símbolos y conceptos que nos dan identidad. Sin embargo nosotros sentimos la libertad de ir recreando y transformando todos esos elementos de forma artística, es la oportunidad que nos da la música y nosotros siempre hacemos todo de forma respetuosa.Eso lo reconocen los mayores en nuestro pueblo y a los más jóvenes también les gusta. Siempre que hagamos las cosas bien existirá la posibilidad de conectar con más gente. La música es así.


-Ustedes se definen como una "banda indígena que no busca dar lástima" ¿Cómo producen con sentido de compromiso sin caer en espacios de victimización?

-Nosotros queremos destacarnos por hacer buenas canciones. Siempre hemos tenido hambre por ser mejores músicos, llevar a nuestra banda a un nivel mayor y eso sólo se logra siendo creativos, honestos y sintiendo mucha pasión por lo que hacemos. Nosotros estamos rompiendo con la idea gubernamental que promueve el indigenismo sin criterios de talento, que buscan conmover al público, mientras que por debajo existe mucha humillación hacia los jóvenes que están intentando proponer algo. Hay un doble discurso que les ha servido para bajar una cantidad inmensa de recursos federales que jamás llegan a grupos o artistas que verdaderamente lo necesitan porque hay favoritismos. Nosotros hemos decidido alzar la voz porque estamos cansados de ver cómo usan nuestro nombre, nuestra imagen y nuestras canciones cuando jamás han querido apoyarnos, sino todo lo contrario. Queremos poner fin a esta situación y no venimos a pedir favores, venimos a exigir nuestros derechos.

Los invitamos a escuchar y compartir su canción J-ilol (El Curandero):