• Pueblos indígenas en China

    Pueblos indígenas en China

El Mundo Indígena 2021: China

La República Popular China (RPC o China) se proclama oficialmente como un país unificado con una composición étnica diversa y todas las nacionalidades se consideran iguales en la Constitución. Además de la mayoría china han, el gobierno reconoce 55 “nacionalidades minoritarias” dentro de sus fronteras. Según el último censo nacional de 2010, la población total de las nacionalidades minoritarias asciende a 111.964.901, es decir, el 8.49 % de la población del país. También existen “grupos étnicos no reconocidos” que suman un total de 640.101 personas. Las nacionalidades minoritarias están socialmente marginadas en el contexto chino.

La Ley de la República Popular China sobre la Autonomía Nacional Regional es una ley básica para el gobierno de las nacionalidades minoritarias en China. Esta ley prevé la creación de zonas autónomas para las nacionalidades, el establecimiento de su propio gobierno local y el derecho a practicar su propia lengua y cultura. Estas zonas autónomas nacionales regionales representan aproximadamente el 64 % del territorio total de China e incluyen, entre otras áreas, vastos territorios de la Región Autónoma del Tíbet, la Región Autónoma de Mongolia Interior y la Región Autónoma Uigur de Sinkiang.

El Gobierno de China no reconoce la existencia de los pueblos indígenas en la República Popular China, a pesar de haber votado a favor de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Legislación que afecta a los pueblos indígenas

China adoptó la Ley de Conservación del Río Yangtsé el 26 de diciembre de 2020.[1] Se trata de la primera legislación nacional de China sobre una cuenca fluvial específica, que abarca un gran número de zonas regionales autónomas nacionales en las provincias del Tíbet, Qinghai, Yunnan, Sichuan, Chongqing, Guizhou, Guangxi, Hubei y Hunan. En vista de la enorme escala de la explotación de la energía hidroeléctrica y de los recursos hídricos en la cuenca del río, la aplicación de esta ley, que entrará en vigor el 1º de marzo de 2021, tiene como objetivo establecer un mecanismo de coordinación nacional promoviendo la conservación medioambiental y evitando el desarrollo excesivo en toda la cuenca del río Yangtsé. Aunque la ley en sí misma es un paso en la dirección correcta, es necesario mejorar el mecanismo de participación y la aplicación de la norma del consentimiento libre, previo e informado tanto en el proceso legislativo como en la posterior aplicación de la ley, debido al efecto potencial que estas iniciativas pueden suponer para los pueblos indígenas que viven en la cuenca del río Yangtsé.

En enero, el Congreso Popular de la Región Autónoma del Tíbet (RAT) adoptó el Reglamento sobre el Establecimiento de una Zona Modelo para la Unidad Nacional y el Progreso en la RAT, que entró en vigor el 1º de mayo de 2020. Los objetivos declarados de esta legislación son consolidar el sentido de comunidad de la nación china y convertir a la RAT en una zona modelo para la unidad nacional y el progreso.[2] Sin embargo, las comunidades tibetanas, las ONG, los estadistas y los observadores han suscitado una gran controversia sobre el verdadero propósito y la función de la normativa, así como sobre los oscuros términos de la legislación.[3] Las organizaciones internacionales pro-Tíbet sostienen que esta normativa erosionará aún más las libertades fundamentales de los tibetanos y vulnerará sus derechos humanos.[4] La fraseología, en gran medida indefinida, de la normativa proporciona al Estado una herramienta legal adicional para reprimir la resistencia tibetana.[5] Las actividades vagamente definidas en el artículo 46 proporcionan las bases para oprimir las reivindicaciones legítimas y la libertad de expresión. El reglamento socavará aún más la identidad nacional y cultural tibetana en la región al consolidar la noción de que “la cultura china es siempre el apoyo emocional y el destino y la patria espiritual de todos los grupos étnicos del Tíbet,” (artículo 11).

Novedades jurídicas relevantes en el extranjero

En el ámbito internacional, dos nuevas leyes aprobadas en Estados Unidos pueden afectar a las políticas y acciones pertinentes en China, una de ellas sobre la situación de los pueblos de Sinkiang y la otra sobre la situación del Tíbet.

La Ley de Política de Derechos Humanos de los Uigur de 2020 condena las graves violaciones de los derechos humanos de los musulmanes de etnia turca en Sinkiang y pide que se ponga fin a la detención arbitraria, la tortura y el acoso de estas comunidades dentro y fuera de China. También introduce mecanismos para aplicar sanciones a las personas implicadas en estas violaciones de los derechos humanos.[6]

La Ley de Política y Apoyo al Tíbet, entre otras, establece la postura de Estados Unidos sobre las cuestiones relativas a la reencarnación del Dalai Lama y define que, desde el punto de vista del Gobierno de los Estados Unidos, dichos asuntos son competencia exclusiva del actual Dalai Lama, de los líderes budistas tibetanos y del pueblo tibetano. Cualquier injerencia por parte de funcionarios del Gobierno de China en estos asuntos será objeto de graves sanciones en virtud de la Ley Magnitsky, lo que incluye la denegación de entrada a los Estados Unidos.[7]

Conferencias centrales de trabajo sobre Tíbet, Sinkiang y los programas importantes

Las conferencias de trabajo convocadas por el Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh) son un mecanismo especial de toma de decisiones que se viene convocando, con una periodicidad irregular, desde los años 1980 para debatir cuestiones relacionadas con el Tíbet y Sinkiang.

La Séptima Conferencia de Trabajo sobre el Tíbet se celebró los días 28 y 29 de agosto en Pekín y en ella se resumió la “estrategia del PCCh para gobernar al Tíbet en la nueva era”.[8] Las políticas concretas que se debatieron y las decisiones que se tomaron en la conferencia sobre Sinkiang, que tuvo lugar en julio, no se hicieron públicas.[9]

La realización de estas dos conferencias dio a entender que China había reforzado su enfoque descendente sobre la gobernanza de los asuntos étnicos, la estabilidad social y las cuestiones medioambientales y económicas en sus regiones fronterizas. Una propuesta legislativa formulada por el Comité del PCCh de la Región Autónoma del Tíbet sobre la Construcción de la Civilización Ecológica en la RAT, en noviembre de 2020, se refería expresamente a las decisiones de la Séptima Conferencia Central de Trabajo sobre el Tíbet.[10]

La Quinta Sesión Plenaria del 19º Comité Central del PCCh aprobó, el 29 de octubre de 2020, dos documentos decisivos: “Propuestas del Comité Central del PCCh para la formulación del 14º Plan Quinquenal (2021-2025) para el desarrollo económico y social nacional” y “Objetivos a largo plazo hasta el año 2035”. Las decisiones más importantes de las propuestas son la ejecución del proyecto ferroviario Sichuan-Tíbet y el mayor proyecto hidroeléctrico del mundo, ubicado río abajo en el río Yarlung Zangbo (Brahmaputra). Estos importantes programas tienen una gran relevancia ya que se llevarán a cabo en zonas habitadas por diversas comunidades indígenas con culturas distintivas.[11]

El proyecto de la línea ferroviaria Sichuan-Tíbet es un ferrocarril de 1.011 kilómetros que conectará Ya’an, en la provincia de Sichuan, con Nyingchi, en la Región Autónoma del Tíbet (RAT). La construcción comenzó en 2020 y está previsto que se complete en 2030. Después del ferrocarril Qinghai-Tíbet que une el Tíbet con el noroeste de China, será el segundo ferrocarril que entre en la RAT. Las autoridades centrales declararon que esta nueva construcción constituye un importante plan estratégico con una perspectiva a largo plazo. Los medios de comunicación chinos destacaron la importancia del proyecto para el desarrollo de los recursos naturales de la zona, el fomento de la integración cultural, la consolidación de la unidad nacional y la estabilidad fronteriza.[12] Sin embargo, los posibles impactos ambientales, sociales y culturales en las comunidades locales e indígenas aún no están claros. No hay pruebas que demuestren la aplicación del principio de consentimiento libre, previo e informado o la debida diligencia de los derechos humanos en los procesos de toma de decisiones y los procesos operativos del proyecto.

Además, la construcción de la mayor central hidroeléctrica del mundo en el río Yarlung Zangbo (río Brahmaputra), propuesta por el PCCh durante el 14º Plan Quinquenal, ha suscitado preocupación dentro y fuera de China por su potencial destrucción medioambiental masiva, sus impactos sociales negativos y la escasez de agua río abajo.[13]

La presa afectará a los ciclos hidrológicos estacionales río abajo, que tienen un importante significado cultural y económico y afectan a las comunidades indígenas y locales de la India y Bangladesh. En China, aunque la reubicación de las comunidades indígenas en este proyecto puede ser relativamente reducida, en comparación con otras construcciones similares, podría dar lugar a una importante afluencia de chinos han al Tíbet.

La reforma educativa afecta al aprendizaje de la lengua mongola

De acuerdo con las exigencias de la autoridad central, el Gobierno de la Región Autónoma de Mongolia Interior publicó en agosto la directiva “Plan de aplicación del uso de libros de texto chinos, recopilados a nivel nacional, en el primer grado de la escuela primaria y en el primer grado de la escuela secundaria con enseñanza de lenguas étnicas en la región”. De acuerdo con el plan, a partir de septiembre las escuelas de educación bilingüe (idiomas mongol y chino) de la Región Autónoma de Mongolia Interior utilizarán el libro de texto “chino” recopilado a nivel nacional en el primer grado de la escuela primaria y en el primer grado de la escuela secundaria. Además, a partir de 2021, los primeros grados de la escuela primaria y secundaria utilizarán el libro de texto recopilado a nivel nacional Ética y Estado de Derecho, que trata de política, mientras que, a partir de 2022, el primer grado de la escuela secundaria utilizará el libro de texto Historia, también recopilado a nivel nacional.[14]

Este nuevo plan cambia el modo establecido de educación bilingüe en la Región Autónoma de Mongolia Interior. Como parte de los cambios, no solamente el antiguo libro de texto de lengua china utilizado en las escuelas bilingües se sustituye ahora por el libro de texto de lengua china recopilado a nivel nacional –que no refleja la realidad cultural de la Región Autónoma de Mongolia Interior– sino que la enseñanza de la lengua china comienza ahora un año antes. Este libro de texto recopilado a nivel nacional es el mismo que se utiliza en las escuelas de lengua china y es mucho más exigente que el que se utiliza actualmente en las escuelas bilingües de Mongolia, donde la mayoría de los niños provienen de familias que utilizan el mongol en su vida privada. Por tanto, los niños de lengua materna mongola serán evaluados de la misma manera y aprenderán los mismos contenidos que sus compañeros de lengua materna china. Además, la asignatura denominada Lengua y Literatura, en referencia a la lengua y literatura mongolas, ha sido sustituida por Lengua y Literatura Chinas Han.

Estos cambios son delicados porque suponen una notable reducción de la enseñanza de la lengua mongola en las escuelas bilingües. En varias ciudades y zonas de la Región Autónoma de Mongolia Interior, así como fuera de China, estallaron protestas contra este ataque a la lengua y la cultura mongolas en las escuelas públicas y las medidas para imponer la cultura han. La resistencia no impidió que las autoridades aplicaran el plan.

Preocupación internacional y respuestas de China

En 2020, los medios de comunicación internacionales y las organizaciones de derechos humanos siguieron informando sobre las violaciones masivas de los derechos humanos de los Uigur y otras nacionalidades minoritarias en China, como el internamiento de ciudadanos en campos de “reeducación”, el trabajo forzado, la esterilización masiva, los abortos forzados, la opresión religiosa, las restricciones de movilidad y las restricciones al uso de las lenguas de las minorías étnicas.[15] Estos informes suscitaron gran preocupación entre expertos de la ONU, los funcionarios de derechos humanos, los órganos de tratados y los Estados miembros, así como entre la sociedad civil mundial.

En junio de 2020, casi 50 titulares de mandatos de procedimientos especiales de la ONU emitieron una carta de preocupación en la que pedían a China que “cumpliera sus obligaciones jurídicas internacionales” y respetara los derechos humanos.[16]Expresaron su grave preocupación por la represión de “libertades fundamentales”, incluida la represión colectiva de la población, especialmente de las minorías religiosas y étnicas en Sinkiang y el Tíbet.[17]

Más de 300 ONG firmaron una carta abierta dirigida al secretario general de la ONU, a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a los Estados miembros de la ONU, en la que pedían un mecanismo internacional de vigilancia de los derechos humanos en China.[18] La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, planteó su preocupación por las violaciones de derechos en la Región Autónoma Uigur de Sinkiang en su declaración inaugural en el 45º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos el 14 de septiembre. En una declaración redactada por Alemania y presentada ante la Asamblea General de la ONU en el Debate General de la Tercera Comisión el 6 de octubre en Nueva York,[19] 39 países predominantemente occidentales denunciaron a China por graves violaciones de los derechos humanos en Sinkiang, el Tíbet y Hong Kong.

Durante su 101º periodo de sesiones en 2020, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial examinó el informe de seguimiento de China en respuesta a sus observaciones finales de 2018 y consideró que la respuesta a sus recomendaciones era “insatisfactoria”. Basándose en múltiples fuentes, el Comité reiteró su preocupación por las siguientes cuestiones: 1) El marco jurídico actual y la práctica han creado un entorno restrictivo que impide a las ONG documentar e investigar las violaciones de la Convención. Estas ONG que trabajan en temas de derechos humanos, incluidas las que trabajan en temas relacionados con la Convención, no han podido inscribirse o reinscribirse como se requiere para poder realizar su trabajo. Los miembros del personal de estas ONG han sido objeto de detenciones arbitrarias, desapariciones y torturas. 2) Un gran número de Uigur y miembros de otras minorías están siendo detenidos arbitrariamente en centros de detención extrajudiciales, que operan como centros de educación y formación y en campos de trabajo forzado, en contravención de todo proceso legal reconocido con derecho a un juicio justo. 3) Los hijos de los Uigur detenidos han sido internados en instituciones estatales, incluso cuando sus padres no han dado su consentimiento o cuando otros familiares cercanos están dispuestos a cuidar de los niños. 4) Los controles gubernamentales sobre la vida cotidiana en Sinkiang afectan principalmente a los miembros de las minorías uigur y kazaja, entre otras minorías musulmanas, lo que equivaldría a violaciones de las prohibiciones legales internacionales contra la discriminación, en particular la Convención. 5) Las restricciones gubernamentales sobre el uso, enseñanza y preservación de las lenguas de las minorías étnicas han continuado y en algunos casos se han hecho más estrictas; además, los defensores de los derechos lingüísticos siguen sufriendo persecución. 6) Restricciones de movilidad.[20]

El Comité pidió a China que diera a conocer la ubicación y la situación actual de los estudiantes, refugiados y solicitantes de asilo uigur que desaparecieron al regresar a China desde el extranjero. También recomendó a China que tomara medidas para garantizar que se pudieran llevar a cabo debates públicos sobre cuestiones educativas sin amenaza de represalias. El comité pidió que los comentarios y las respuestas sobre las medidas adoptadas por el Estado parte en relación con estas cuestiones se incluyeran en su próximo informe periódico, que debe presentarse a más tardar el 28 de enero de 2023.

China respondió con una declaración en la que “rechaza categóricamente las acusaciones”.[21] Además, tachó las observaciones del Comité de mentiras y calumnias repetitivas fabricadas por fuerzas separatistas antichinas y lo acusó de estar desprestigiando maliciosamente a China a través de las cuestiones de Sinkiang y del Tíbet. La declaración china reitera que la esencia de las cuestiones relacionadas con Sinkiang y el Tíbet es la determinación que tiene China de salvaguardar la soberanía, la seguridad y la unidad nacionales y de proteger los derechos de las personas de todos los grupos étnicos a vivir en paz y satisfacción. China niega todas las acusaciones e insiste en que los problemas denunciados en Sinkiang y Tíbet no son cuestiones de derechos humanos bajo ninguna definición. [22]

 

Debido al carácter delicado de algunos de los temas que se tratan en este artículo, el autor prefiere permanecer en el anonimato.

Este artículo es parte de la 35a edición de El mundo indígena, un resumen anual producido por IWGIA que sirve para documentar e informar sobre los desarrollos que han experimentado los pueblos indígenas. Encuentra El Mundo Indígena 2021 completo aquí

Notas y referencias

[1] “Yangtze River Protection Law of the People's Republic of China” (Ley de protección del río Yangtsé de la República Popular China). Agencia de Noticias Xinhua, 27 de diciembre de 2020. Disponible en http://www.xinhuanet.com/legal/2020-12/27/c_1126911654.htm

[2] 西藏统一战线. “Regulations on the Establishment of a Model Area for National Unity and Progress in the Tibet Autonomous Region, Article 1” (Reglamento sobre el establecimiento de una zona modelo para la unidad nacional y el progreso en la región autónoma del Tíbet, artículo 1). 10 de abril de 2020. Disponible en http://www.xztzb.gov.cn/ziliao/1586505437655.shtml

[3] Finney, Richard. “New Law Requiring ‘Ethnic Unity’ in Tibet Raises Concerns” (La nueva ley que exige la ‘unidad étnica’ en el Tíbet suscita preocupación). Global Security, 15 de enero de 2020. Disponible en https://www.globalsecurity.org/military/library/news/2020/01/mil-200115-rfa03.htm

[4] Campaña Internacional por el Tíbet. “New regulations on ethnic unity officially depart from preferential ethnic policies, threaten Tibetan culture and violate international human rights norms” (Las nuevas normas sobre la unidad étnica se desvían oficialmente de las políticas étnicas preferenciales, amenazan la cultura tibetana y violan las normas internacionales de derechos humanos). Febrero de 2020. Disponible en

https://4vo.170.myftpupload.com/wp-content/uploads/2020/02/02112020-ethic-unity.pdf

[5] Desal, Tenzin. “Rule by Law: China’s New ‘Ethnic Unity’ Regulation in ‘TAR’” (Estado de Derecho: La nueva norma de la “unidad étnica” de China en la RAT). Administración Central del Tíbet, 12 de febrero de 2020. Disponible en https://tibet.net/rule-by-law-chinas-new-ethnic-unity-regulation-in-tar/

[6] Información autentificada del Gobierno de Estados Unidos, GPO. Uyghur Human Rights Policy Act of 2020 (Ley de Política de Derechos Humanos de los Uigur de 2020). 17 de junio de 2020. Disponible en https://www.congress.gov/116/plaws/publ145/PLAW-116publ145.pdf

[7] Administración Central del Tíbet. “US President Trump signs Tibetan Policy and Support bill; CTA is recognized and funding for Tibet provided” (El presidente estadounidense Trump firma el proyecto de Ley de Política y Apoyo al Tíbet; se reconoce a la Administración Central Tibetana y se proporciona financiación para el Tíbet). 28 de diciembre de 2020. Disponible en https://tibet.net/us-president-trump-signs-tibetan-policy-and-support-bill-cta-recognized-and-funding-for-tibet-provided/

[8] Tibet.cn. “Xi Jinping Attends the Seventh Central Tibet Work Symposium and Delivers an Important Speech” (Xi Jinping asiste al Séptimo Simposio Central de Trabajo del Tíbet y pronuncia un importante discurso). 2020. Disponible en http://www.tibet.cn/cn/zt2020/xzzth/

[9] Zhang, Hui y Liu Xin. “Xi calls for law-based governance, unity via long-term efforts at Xinjiang meeting” (Xi pide un gobierno basado en la ley y la unidad mediante esfuerzos a largo plazo en la reunión de Sinkiang). Global Times, 26 de septiembre de 2020. Disponible en https://www.globaltimes.cn/content/1202150.shtml

[10] 刘倩茹. “Luosangjiangchun Chairs the 23rd Conference of the 11th Session of the Standing Committee of the TAR People’s Congress” (Luosangjiangchun preside la 23.ª Conferencia de la 11.ª Sesión del Comité Permanente de la Asamblea Popular de la RAT). China Tibet News, 26 de noviembre de 2020. Disponible en http://www.vtibet.cn/xw_702/sz_704/202011/t20201126_1060298.html

[11] Agencia de Noticias Xinhua. “Article 19 of the Proposals of the Central Committee of the Communist Party of China for the formulation of the 14th Five-Year Plan for National Economic and Social Development and the Long-Range Objectives Through the Year 2035” (Artículo 19 de las Propuestas del Comité Central del Partido Comunista de China para la formulación del 14º Plan Quinquenal de Desarrollo Económico y Social Nacional y los Objetivos a Largo Plazo hasta el Año 2035). Gobierno de China, 3 de noviembre de 2020. Disponible en http://www.gov.cn/zhengce/2020-11/03/content_5556991.htm

[12] Fan, Anqi y Li Qingqing. “Construction of Sichuan–Tibet railway to boost local development and border stability” (La construcción del ferrocarril Sichuan-Tíbet impulsará el desarrollo local y la estabilidad fronteriza). Global Times, 31 de octubre de 2020. Disponible en https://www.globaltimes.cn/content/1205235.shtml

[13] Pandya, Jay. “China Reveals Plan To Build The World's Largest Hydropower Project On Brahmaputra River.” (China revela su plan para construir el mayor proyecto hidroeléctrico del mundo en el río Brahmaputra). Republic World, 30 de noviembre de 2020. Disponible en https://www.republicworld.com/world-news/china/china-reveals-plan-to-build-the-worlds-largest-hydropower-project-on-brahmaputra-river.html

[14] A partir del semestre de otoño, las escuelas de enseñanza del idioma nacional de nuestro distrito utilizan libros de texto de chino recopilados a nivel nacional. Véase  https://mp.weixin.qq.com/s/LT7jaG_RgDsusj1WVmNcpg

[15] El informe del Instituto Australiano de Política Estratégica emite revelaciones sobre la “reeducación”, el trabajo forzado y la vigilancia más allá de Sinkiang. Véase Xu, Vicky Xiuzhong et al. “Uyghurs for Sale” (Los Uigur en venta). Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI), 2020. https://www.aspi.org.au/report/uyghurs-sale; Zenz, Adrian. “China’s Own Documents Show Potentially Genocidal Sterilization Plans in Xinjiang” (Documentos propios de China muestran planes de esterilización potencialmente genocidas en Sinkiang). Foreign Policy, 1 de julio de 2020. Disponible en https://foreignpolicy.com/2020/07/01/china-documents-uighur-genocidal-sterilization-xinjiang/  

[16] OHCHR. “UN experts call for decisive measures to protect fundamental freedoms in China” (Expertos de la ONU piden medidas decisivas para proteger las libertades fundamentales en China). 26 de junio de 2020. Disponible en https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=26006

[17] Ibíd.

[18] Human Rights Watch. “Global call for international human rights monitoring mechanisms on China” (Llamamiento mundial a mecanismos internacionales de vigilancia de los derechos humanos en China). 9 de septiembre de 2020. Disponible en https://www.hrw.org/news/2020/09/09/global-call-international-human-rights-monitoring-mechanisms-china

[19] Misión Permanente de la República Federal de Alemania ante las Naciones Unidas. “Statement by Ambassador Christoph Heusgen on behalf of 39 Countries in the Third Committee General Debate”. (Declaración del embajador Christoph Heusgen en nombre de 39 países en el Debate General de la Tercera Comisión). 6 de octubre de 2020. Disponible en https://new-york-un.diplo.de/un-en/news-corner/201006-heusgen-china/2402648

[20] OHCHR. “CERD/101st session/FU/MK/ks.” 24 de noviembre de 2020. Disponible en

https://tbinternet.ohchr.org/Treaties/CERD/Shared%20Documents/CHN/INT_CERD_FUL_CHN_43684_E.pdf

[21] Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Popular China. “Press Release by the Permanent Mission of China to the UN Office at Geneva” (Comunicado de prensa de la Misión Permanente de China ante la Oficina de la ONU en Ginebra). 25 de noviembre de 2020. Consultado el 16 de diciembre de 2020. Disponible en http://www.china-un.ch/eng/dbdt/t1835662.htm

[22] Ibíd.

CONTINÚA CONECTADO

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena

Reciba información actualizada mensualmente cuando se suscriba a nuestro boletín de noticias

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

Informar posible mala conducta, fraude o corrupción

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto