• Pueblos indígenas en Myanmar

    Pueblos indígenas en Myanmar

El Mundo Indígena 2021: Myanmar

No se dispone de información precisa sobre la cantidad de pueblos indígenas que hay en Myanmar, en parte debido a la falta de comprensión del concepto internacionalmente reconocido de Pueblos Indígenas. El gobierno afirma que todos los ciudadanos de Myanmar son “indígenas” (taing-yin-tha), y sobre esa base descarta la aplicabilidad de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (UNDRIP) a Myanmar. Los activistas de los derechos de los pueblos indígenas utilizan el término en birmano hta-nay-tain- yin-tha para describir a los pueblos indígenas, basándose en principios internacionales, utilizando los criterios de no dominación en el contexto nacional, continuidad histórica, territorios ancestrales y autoidentificación.[1]

El Gobierno reconoce ocho grupos étnicos como nacionales o taung-yin-tha: Kachin, Karen, Karenni, Chin, Mon, Burman, Arakan y Shan. Según la Ley de ciudadanía de 1982, los grupos étnicos que han estado presentes en la actual zona geográfica de Myanmar desde antes de 1823 (comienzo de la primera anexión británica) se consideran taung-yin-tha.[2] Sin embargo, hay más grupos étnicos que se consideran o se ven a sí mismos como pueblos indígenas, como los Naga, que no se identificarían con ninguno de esos grupos.

Si bien la transición democrática de un gobierno cuasimilitar a un gobierno cuasicivil se produjo de forma pacífica, y los primeros indicios de progreso se dieron a través del desarrollo ministerial centrado en los derechos indígenas y el desarrollo a través del recién creado Ministerio de Asuntos Étnicos, el sentimiento mayoritario de los activistas de los derechos indígenas es que el partido gobernante, la Liga Nacional para la Democracia (LND), no ha cumplido las promesas del manifiesto preelectoral de erradicar las políticas perjudiciales que restringen las libertades fundamentales, como el derecho de reunión y de expresión pacífica. Además, los objetivos declarados de la LND de “reconciliación nacional” a través de los foros de Panglong del siglo XXI están actualmente estancados, con un conflicto que se intensifica en muchos estados y regiones étnicas. La LND, dirigida por Aung San Suu Kyi como consejera de Estado, coexiste con el ejército, que conserva el 25% de los escaños no elegidos en la Hluttaw (Cámara de Representantes), lo que les permite vetar los cambios constitucionales, así como tres ministros en el gobierno y uno de los dos vicepresidentes.

Myanmar votó a favor de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI), adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2007, pero no ha firmado la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (ICERD), ni ha ratificado el Convenio 169 de la OIT. Es parte de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), pero votó en contra de un proyecto de ley para ratificar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos bajo la justificación de que era una amenaza para la soberanía nacional. En 2017, Myanmar se convirtió en el 165º Estado Parte del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC).

El 1 de febrero de 2021, pocas horas antes de la primera sesión programada del recién elegido parlamento de Myanmar, el Tatmadaw (ejército de Myanmar) declaró el estado de emergencia, anuló los resultados de las elecciones y depuso a los líderes civiles. Aunque para el momento en que se publicó este informe era aún demasiado pronto para evaluar el impacto total de este último acontecimiento, cabe esperar que pueda tener una gran influencia en el curso y en los resultados de algunos de los procesos descritos en este capítulo.

Elecciones

Las elecciones nacionales se celebraron en Myanmar en 2020 a pesar de las peticiones de aplazamiento por parte del Partido de la Solidaridad de la Unión (USDP), respaldado por el ejército, y de otros 24 partidos, debido a la ola de COVID-19 y los consiguientes bloqueos en el país.[3] La Liga Nacional para la Democracia (LND), liderada por Aung San Suu Kyi, obtuvo más de 390 escaños combinados en las Cámaras Alta y Baja del Parlamento, 60 escaños más de los necesarios para formar el próximo gobierno (el mínimo es 322). Estas cifras superan la aplastante victoria de la LND en 2015.[4]

Las elecciones fueron ampliamente criticadas debido a la privación de derechos y la marginación de los refugiados y desplazados internos rohingya, a quienes no se los reconoce como ciudadanos y a los que se les prohibió votar en lo que se consideró una elección segregacionista.[5] También se prohibió a los candidatos rohingya concursar en las elecciones.[6] Además, el 16 de octubre, la Comisión Electoral de la Unión (UEC), nombrada por la LND, anunció la cancelación de la votación en seis municipios del estado de Shan y en cientos de aldeas de los estados de Kachin y Karen, y de la región de Bago, así como en una del estado de Mon.[7] La UEC también anuló la votación en los municipios del norte del conflictivo estado de Rakhine y en la mayoría de las aldeas del municipio de Paletwa, en el estado de Chin.[8] Esto fue censurado como un intento de la LND de negar escaños a los partidos étnicos por motivos de seguridad planteados vagamente, lo que tuvo como efecto la eliminación de la mayoría de los distritos electorales de Rakhine y la privación del derecho de voto del 73% de sus 1.6 millones de votantes, mientras que se mantuvieron los distritos electorales del sur del estado, donde la LND tiene una mayor presencia.[9]

En marzo, durante el período previo a las elecciones, la LND votó en contra de una propuesta de enmienda constitucional, apoyada por los partidos étnicos y el USDP, que habría concedido a los parlamentos estatales y regionales la capacidad de elegir a los ministros principales, en lugar de la actual determinación por decreto presidencial.[10] De haber tenido éxito, esto habría permitido a los partidos étnicos gobernar sus propios estados con un mandato local y habría reforzado el proceso de descentralización. Se consideró que el bloqueo de esta enmienda contradecía la promesa de la LND de ofrecer una “democracia federal” y de permitir una representación más significativa en los estados étnicos.[11] La LND insistió posteriormente en que la reforma solo podría llevarse a cabo una vez que se hubiera eliminado la asignación constitucional del Tatmadaw del 25% de los escaños en todas las Hluttaws (cámaras del Parlamento).[12]

Los partidos políticos étnicos ganaron un puñado de escaños en los estados de Kayah, Mon y Shan. Tras la aplastante victoria, la LND envió cartas oficiales a 48 partidos étnicos tituladas La cuestión de la unidad y el futuro de Myanmar y firmadas por su vicepresidente, Zaw Myint Maung. En la carta se afirmaba que “los objetivos de los partidos étnicos coinciden con los de la LND y nuestro partido se centrará en los deseos y anhelos de los pueblos étnicos en el futuro” y que la LND esperaba que los partidos políticos étnicos cooperaran y trabajaran en conjunto “para construir una unión democrática federal”.[13] No hubo respuesta formal por parte de la Liga de Nacionalidades Shan para la Democracia —el partido étnico más ­exitoso— ni del Partido de la Unidad Mon, que obtuvo victorias en el estado de Mon, aunque los líderes de ambos partidos dijeron a los medios de comunicación que acogían el gesto.[14]

Tras las elecciones, el ala militar del gobierno anunció la creación de un comité permanente unilateral “para continuar las conversaciones de paz lo antes posible” con las organizaciones étnicas armadas.[15] El comité, formado por cinco tenientes generales, no tiene representación civil y apunta a una creciente división entre el ejército y la LND. El comité se reunirá tanto con los firmantes del Acuerdo de Alto el Fuego Nacional (NCA) como con los grupos armados étnicos no firmantes.[16]

COVID-19

No está claro cuántas muertes e infecciones se han producido en Myanmar debido a la ausencia de una recopilación de datos sistemática y a lo limitado de las pruebas.[17] A finales de diciembre, el repositorio de datos del gobierno había registrado 2.532 muertes por el virus,[18] sin embargo, hasta ahora no se han realizado pruebas en los campos de desplazados internos de todo el país.[19] El apoyo del gobierno también ha sido variable. El plan de ayuda económica para el COVID-19 de abril de 2020, llamado Superarla unidos,[20] que pretendía proporcionar transferencias incondicionales de dinero en efectivo y alimentos a los hogares vulnerables y a las poblaciones de riesgo, fue acusado de no cumplir su objetivo de “no dejar a nadie atrás” en el sureste de Myanmar, ya que solo los habitantes de las zonas controladas por el gobierno recibieron ayuda.[21] Sin embargo, la respuesta política a la pandemia, respaldada por el gobierno de la LND, ha visto cómo el ejército de Myanmar utiliza el COVID-19 como herramienta para intensificar su represión de las comunidades étnicas, los defensores de los derechos y los medios de comunicación.[22]

El mismo día en que el gobierno anunció oficialmente la aparición de los primeros casos de COVID-19 en Myanmar, el presidente Win Myint también declaró al Ejército de Arakan (AA), a su ala política llamada la Liga Unida de Arakan (ULA) y a los grupos e individuos afiliados, como grupos terroristas en virtud de la Ley Antiterrorista de 2014.[23] Al declarar que el AA había “constituido un peligro para la ley y el orden, la paz y la estabilidad del país y la paz pública”, el grupo armado también fue declarado ilegal en virtud del artículo 15(2) de la Ley de Asociaciones Ilegales.[24] Esto provocó una escalada de ataques aéreos y violaciones del Derecho Internacional Humanitario (DIH) en los estados de Rakhine y Chin.

Asimismo, el 23 de marzo, el Ministerio de Transporte y Comunicaciones emitió una directiva en la que ordenaba a todos los proveedores de telecomunicaciones que bloquearan el acceso a más de 220 sitios web que supuestamente difundían noticias falsas.[25] La directiva incluía múltiples sitios de medios de comunicación étnicos independientes que habían estado informando sobre el conflicto y compartiendo actualizaciones relacionadas con la pandemia, como el Grupo de Medios de Comunicación y de Desarrollo Narinjara, con sede en el estado de Rakhine, y el Centro de Información Karen.[26]

Durante 2020, se produjo una oleada de procesos judiciales a periodistas y activistas de los medios sociales en virtud del Código Penal de Myanmar, la Ley de Gestión de Desastres Naturales y la Ley de Telecomunicaciones por difundir “información errónea” relacionada con el COVID-19. Muchos de estos procesos han estado relacionados con el COVID-19 y con los esfuerzos del gobierno por controlar las narrativas en torno a la pandemia.[27] El tercer comité a nivel de sindicato, encabezado por el vicepresidente designado por los militares, U Myint Swe, y con una fuerte representación militar pero sin representación del Ministerio de Salud y Deportes, se estableció para ocuparse de la respuesta de emergencia. Entre los demás miembros del grupo de trabajo se encontraban los tres miembros del gabinete de Aung San Suu Kyi nombrados por el ejército, es decir, los ministros de Defensa, Interior y Asuntos Fronterizos. También se incluyeron cinco ministros civiles. Los amplios poderes del comité para entablar un proceso judicial contra cualquiera que se considere que está difundiendo “información errónea” y el hecho de que esté encabezado por un antiguo y poderoso general son pruebas de que el Tatmadaw está aprovechando su poder en respuesta al COVID-19.[28]

El apagón de Internet instituido por el gobierno de la LND en junio de 2019 persistió en ocho municipios afectados por el conflicto en el norte de Rakhine y el sur de Chin, dejando a las comunidades de estas zonas sin la posibilidad de recibir actualizaciones ni de compartir información sobre la guerra civil en curso o la pandemia de COVID-19. Esta situación continuó siendo ampliamente criticada por la sociedad civil[29], así como por la ex Relatora Especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Myanmar, Yanghee Lee, quien pidió que “se restablezca la Internet móvil en los estados de Rakhine y Chin en todas las zonas”.[30]

Después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara oficialmente el COVID-19 como una pandemia mundial,[31]el Secretario General de la ONU, Antonio Gutiérrez, hizo un llamamiento a un cese el fuego mundial para hacer frente a la crisis.[32] A pesar de los llamamientos de los organismos de las Naciones Unidas,[33] las misiones diplomáticas,[34] la sociedad civil[35] y las Organizaciones Étnicas Armadas[36] para que se aplicara un cese al fuego, el ejército incrementó las hostilidades y las operaciones en Paletwa y el norte de Rakhine. Durante los meses de febrero, marzo y abril, el municipio de Paletwa sufrió las peores atrocidades estatales cometidas desde 2015, ya que el Tatmadaw comenzó a realizar ataques aéreos indiscriminados contra localidades de las regiones fronterizas de los estados de Rakhine y Chin. Tan solo en marzo y abril murieron 31 civiles y muchos más resultaron heridos como consecuencia de los ataques aéreos. Como resultado, el número de desplazados internos se duplicó con creces en los estados de Chin y Rakhine en 2020. Actualmente hay más de 10.000[37] desplazados en el estado de Chin, y más de 80.000 nuevos desplazados en el estado de Rakhine.[38] En abril, Yanghee Lee afirmó que las fuerzas armadas del país estaban intensificando los asaltos y atacando a la población civil mientras el mundo estaba “ocupado con la pandemia del COVID-19”.[39]

Examen Periódico Universal

En enero de 2021, Myanmar se someterá a su 3er ciclo de Examen Periódico Universal en el Consejo de Derechos Humanos (CDH). En el resumen del informe de las partes interesadas, se destacaron los derechos de los indígenas en varias ocasiones. Se informó que la falta de reconocimiento legal formal sigue afectando negativamente los derechos de los pueblos indígenas a la representación, la consulta y la participación en los procesos de toma de decisiones. Se informó que los pueblos indígenas están poco representados en los ministerios y en los puestos de alto nivel de la administración pública. Como resultado, muchas leyes, políticas y prácticas socavan las prácticas consuetudinarias indígenas y no se ajustan a las normas internacionales pertinentes. Además, una serie de nuevas leyes que tienen un impacto directo en los pueblos indígenas, como la Ley Forestal de 2018 y la Ley de Conservación de la Biodiversidad y Áreas Protegidas de 2018, no mencionan específicamente a los pueblos indígenas (htanay-taing-yin-tha).[40] En este sentido, se plantearon cuestiones de la apropiación de tierras sancionada por el Estado; por ejemplo, se han confiscado grandes extensiones dentro del Patrimonio Forestal Permanente de Myanmar, cuyo establecimiento se realizó sin el consentimiento libre, previo e informado de las comunidades locales.[41]

También se observó que las enmiendas a la Ley de Gestión de Tierras Vacías, Baldías y Vírgenes de 2018 (véase El Mundo Indígena 2020[42] ) habían facilitado el desplazamiento y la criminalización de las personas que no cumplían el plazo de seis meses para registrar sus tierras. Además, el modelo imperante de megaproyectos de desarrollo, como los puertos de aguas profundas, las represas hidroeléctricas y las carreteras, seguía alimentando los agravios entre las comunidades indígenas en relación con los derechos sobre la tierra y su autonomía sobre el uso de las tierras tradicionales, lo que daba lugar a injusticias sociales y medioambientales.[43]

El informe del Resumen de las Partes Interesadas también destacaba que los defensores de los derechos humanos de los indígenas y del medio ambiente estaban luchando por proteger su tierra, su medio ambiente y sus recursos naturales y que estaban siendo criminalizados, acosados o asesinados en su trabajo para evitar la apropiación de tierras y los impactos ambientales negativos.[44]

Además de que las instalaciones sanitarias y educativas de las zonas indígenas de Myanmar carecen crónicamente de fondos y de personal, también faltan escuelas y maestros con la debida formación.[45] El informe destacaba específicamente la insuficiencia de tratamientos para el COVID-19 en las zonas indígenas.[46]

El informe del gobierno al CDH destacaba la creación de ciertas instituciones, como el Ministerio de Asuntos Étnicos, que, según afirmaban, tenía como objetivos lograr la igualdad de derechos de los ciudadanos para todos los pueblos étnicos, preservar la literatura étnica y cultivar y fomentar la unidad étnica y el desarrollo socioeconómico. El gobierno también destacó leyes como la Ley de Protección de los Derechos Étnicos de 2015, que establece que “nadie cometerá ningún acto que tenga por objeto o pueda promover sentimientos de odio, enemistad y discordia entre los grupos étnicos”.[47]

Reconocimiento internacional de las zonas indígenas y comunitarias conservadas

El Parque de la Paz de Salween (SPP) recibió en junio el Premio Ecuatorial 2020. El SPP es una iniciativa dirigida por la comunidad que se esfuerza por capacitar a las comunidades indígenas locales para gestionar sus propios recursos naturales. El SPP abarca 5.485 km2 de paisaje biodiverso en el distrito de Mutraw, en el estado de Karen, y está gestionado de forma sostenible por las comunidades indígenas karen mediante una estructura de gobernanza democrática inclusiva que ofrece espacios a la población y los líderes locales.[48]

El SPP es un ejemplo de autodeterminación indígena que ha trascendido las complejidades de la gobernanza de la tierra y los recursos naturales en Myanmar. Aunque la Política Nacional de Uso de la Tierra (NLUP) —que pretende “reconocer y proteger los derechos y procedimientos consuetudinarios de tenencia de la tierra de las nacionalidades étnicas”[49] (pueblos indígenas) y armonizar la actual mirada de leyes sobre la tierra que se solapan— sigue estando lejos de aplicarse, y el parque sigue estando militarizado y no reconocido por el gobierno de la Unión, el SPP ofrece un ejemplo de actividades de conservación que no busca el reconocimiento dentro de la burocracia centralizada de Myanmar y la resistencia contra la apropiación de tierras con fines de desarrollo comercial.

El autor y el editor de este artículo conocen bien la controversia existente en torno al nombre de Myanmar o Birmania; sin embargo, aquí se utiliza Myanmar de manera sistemática para evitar confusiones.

Este artículo ha sido elaborado por la Organización de Derechos Humanos Chin (CHRO). La CHRO trabaja para proteger y promover los derechos humanos mediante la vigilancia, la investigación, la documentación, la educación y la defensa del pueblo indígena Chin y otras comunidades étnicas o indígenas de Myanmar. La organización es miembro fundador de la Red de Pueblos Indígenas de Myanmar, integrada por más de 20 organizaciones no gubernamentales que se ocupan de cuestiones relacionadas con los pueblos indígenas del país.

Notas y referencias 

[1] Coalición de Pueblos Indígenas de Myanmar. “Presentación conjunta al Examen Periódico Universal de la ONU” (Joint Submission to the UN Universal Periodic Review). Marzo de 2015.

[2] Artículo 3 de la Ley de Ciudadanía de Birmania de 1982, Ley de la Pyithu Hluttaw Nº 4 de 1982.

[3]  “La LND desestima los llamamientos a posponer las elecciones por el brote de COVID-19” (NLD dismisses calls to postpone election because of Covid-19 outbreak). Myanmar Ahora, 16 de septiembre de 2020. Disponible en https://www.myanmar-now.org/en/news/nld-dismisses-calls-to-postpone-election-because-of-covid-19-outbreak

[4] Consejo Empresarial EEUU-ASEAN. “Actualización analítica de Myanmar: El partido gobernante NLD gana las elecciones generales de 2020 por goleada; formará un nuevo gobierno” (Myanmar Analytical Update: Ruling NLD Party Wins 2020 General Elections in a Landslide; Will Form New Government). Disponible en

https://www.usasean.org/article/2020/11/12/myanmar-analytical-update-ruling-nld-party-wins-2020-general-elections-landslide

[5] Campaña de Birmania en el Reino Unido. “Unas elecciones de apartheid menos libres y justas que las últimas” (An Apartheid Election Less Free and Fair than the Last).  5 de noviembre de 2020. Disponible en https://burmacampaign.org.uk/an-apartheid-election-less-free-and-fair-than-the-last/

[6] “Myanmar prohíbe a un candidato rohingya concurrir a las elecciones” [Myanmar bars Rohingya candidate from contesting election].  Aljazeera, 12 de agosto de 2020.  Disponible en

https://www.aljazeera.com/news/2020/8/12/myanmar-bars-rohingya-candidate-from-contesting-election

[7]  “La UEC cancela la votación en casi todas las aldeas de Paletwa” (UEC Cancels Voting in Nearly All Paletwa Village Tracts). Burma News International, 2 de noviembre de 2020. Disponible en https://www.bnionline.net/en/news/uec-cancels-voting-nearly-all-paletwa-village-tracts

[8] Comisión Electoral de la Unión. “Zonas canceladas en las elecciones generales de 2020” (2020 General Elections Cancelled Areas). Unidad de Gestión de la Información de Myanmar, 27 de octubre de 2020. Disponible en http://themimu.info/sites/themimu.info/files/documents/Map_2020_Election_Cancelled_Areas_As_of_27_Oct_IFES_MIMU1713v02_28Oct2020_A3.pdf

[9] Dunant, Ben. “Las elecciones de Myanmar suponen un paso atrás en la paz” (Myanmar’s Election Marks a Step Away From Peace).  The Diplomat, 4 de noviembre de 2020. Disponible en https://thediplomat.com/2020/11/myanmars-election-marks-a-step-away-from-peace/

[10] Constitución de la República de la Unión de Myanmar. 2008, Artículo 261. Disponible en .http://www.wipo.int/edocs/lexdocs/laws/en/mm/mm009en.pdf

[11] “Myanmar prohíbe a un candidato rohingya concurrir a las elecciones” (Myanmar bars Rohingya candidate from contesting election).  12 de agosto de 2020. Disponible en

https://www.aljazeera.com/news/2020/8/12/myanmar-bars-rohingya-candidate-from-contesting-election

[12] Naing, Kaung Hset. “La rama de olivo de la LND deja a los partidos étnicos recelosos” (NLD olive branch leaves ethnic parties wary). Frontier Myanmar, 16 de diciembre de 2020. Disponible en https://www.frontiermyanmar.net/en/nld-olive-branch-leaves-ethnic-parties-wary/

[13] Zaw, John. “La UEC cancela la votación en casi todos los distritos de la aldea de Paletwa” (UEC Cancels Voting in Nearly All Paletwa Village Tracts).  UCA News, 2 de noviembre de 2020. Disponible en https://www.ucanews.com/news/ethnic-parties-suffer-major-losses-in-myanmar-election/90310#

[14] Naing, Kaung Hset. “La rama de olivo de la LND deja a los partidos étnicos recelosos” (NLD olive branch leaves ethnic parties wary). Frontier Myanmar, 16 de diciembre de 2020. Disponible en https://www.frontiermyanmar.net/en/nld-olive-branch-leaves-ethnic-parties-wary/

[15] “El ejército de Myanmar presenta un organismo para las conversaciones con los ejércitos étnicos mientras se realiza el recuento de votos” (Myanmar Military Launches Body For Talks With Ethnic Armies as Vote Count Goes On).  Radio Free Asia, 11 de diciembre de 2020. Disponible en https://www.rfa.org/english/news/myanmar/peace-talks-committee-11102020202224.html

[16] “El Tatmadaw crea un nuevo comité para mantener conversaciones con los grupos étnicos armados” (Tatmadaw creates new committee to hold talks with ethnic armed groups). Burma News International, 12 de noviembre de 2020. Disponible en https://www.bnionline.net/en/news/tatmadaw-creates-new-committee-hold-talks-ethnic-armed-groups

[17] Kyi Soe, Aung Phay. “La falta de datos deja en la oscuridad el verdadero número de muertos de la pandemia en Myanmar” (Missing data leaves the pandemic’s true death toll in Myanmar in the dark). Frontier Myanmar, 19 de diciembre de 2020. Disponible en https://www.frontiermyanmar.net/en/missing-data-leaves-the-pandemics-true-death-toll-in-myanmar-in-the-dark/

[18] Ministerio de Salud y Deportes de Myanmar. “Informes de situación de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) (Myanmar)” (Coronavirus disease 2019 (COVID-19) situation reports (Myanmar)). 25 de diciembre de 2020. Disponible en https://www.mohs.gov.mm/page/9575

[19] Maung, Manny. “Declaración de Human Rights Watch: Impactos de la COVID-19 sobre los desplazados internos en Myanmar” (Human Rights Watch Statement: Impacts of Covid-19 on Internally Displaced People in Myanmar).  Human Rights Watch, 14 de diciembre de 2020. Disponible en https://www.hrw.org/news/2020/12/14/human-rights-watch-statement-impacts-covid-19-internally-displaced-people-myanmar

[20] Gobierno de la República de la Unión de Myanmar. “Superarla como uno: Plan de ayuda económica para la COVID-19” (Overcoming as One: COVID-19 Economic Relief Plan).  Abril de 2020.

[21] Grupo de Derechos Humanos de Karen. “Retrasada y desigual: La respuesta de la COVID-19 en el sureste rural de Myanmar, de marzo a junio de 2020” (Delayed and Uneven: COVID-19 Response in Rural Southeast Myanmar, March to June 2020). 27 de octubre de 2020. Disponible en https://khrg.org/2020/10/20-4-nb1/delayed-and-uneven-covid-19-response-rural-southeast-myanmar-march-june-2020#ftn11

[22]  “Una nación dejada atrás: La armificación de la COVID-19 por parte de Myanmar” (A Nation Left Behind: Myanmar’s Weaponization of COVID-19). Voz Progresista, junio de 2020. Disponible en https://progressivevoicemyanmar.org/wp-content/uploads/2020/06/Final_PV-COVID-19_Report-2020.pdf

[23] Comité Central Antiterrorista de Myanmar, Orden Nº 1/2020, 23 de marzo de 2020.

[24] Ministerio del Interior de Myanmar, Orden Nº 1/2020, 23 de marzo de 2020.

[25] Artículo 19. “Myanmar: Levanta inmediatamente la prohibición de los sitios web de noticias étnicas” (Myanmar: Immediately lift ban on ethnic news websites). 1 de abril de 2020. Disponible en https://www.article19.org/resources/myanmar-immediately-lift-ban-on-ethnic-news-websites/

[26] Estos fueron, entre otros: Narinjara News, https://www.narinjara.com/; 19 Development Media Group, https://www.dmediag.com; 20 Karen Information Center/Karen News, http://karennews.org/; 21 BNI Multimedia Group, https://www.bnionline.net/en; Progressive Voice. “Una nación dejada atrás: La armificación de la COVID-19 por parte de Myanmar” (A Nation Left Behind: Myanmar’s Weaponization of COVID-19). Junio de 2020. https://progressivevoicemyanmar.org/wp-content/uploads/2020/06/Final_PV-COVID-19_Report-2020.pdf

[27] “Documento informativo: Preocupaciones por la libertad de expresión relacionadas con la respuesta COVID-19” (Briefing Paper: Freedom of Expression concerns related to COVID-19 Response). Artículo 19, agosto de 2020. https://www.article19.org/wp-content/uploads/2020/08/2020.08.31-COVID-19-briefing-paper-Myanmar.pdf

[28] Lintner, Bertil. “La COVID-19 restablece los poderes perdidos del ejército de Myanmar” (Covid-19 restores Myanmar military’s lost powers).  Asia Times, 2 de abril de 2020. Disponible en https://asiatimes.com/2020/04/covid-19-restores-myanmar-militarys-lost-powers/

[29]  “Declaración conjunta condenando uno de los cortes de Internet más largos del mundo en el estado de Rakhine” (Joint Statement Condemning One of the World’s Longest Internet Shutdowns in Rakhine State). Voz Progresista, 21 de diciembre de 2019. Disponible en https://progressivevoicemyanmar.org/2019/12/21/joint-statement-condemning-one-of-the-worlds-longest-internet-shutdowns-in-rakhine-state/

[30] ACNUDH de la ONU. “Myanmar debe permitir el libre flujo de información y ayuda para proteger el derecho a la salud en la crisis de la COVID-19 - Relatora Especial de la ONU Yanghee Lee” (Myanmar must allow free flow of information and aid to protect right to health in COVID-19 crisis – UN Special Rapporteur Yanghee Lee). 9 de abril de 2020.

[31] Organización Mundial de la Salud. “Discurso de apertura de la Directora General de la OMS en la sesión informativa para los medios de comunicación sobre COVID-19” (WHO Director-General’s opening remarks at the media briefing on COVID-19). 11 de marzo de 2020. Disponible en https://www.who.int/dg/speeches/detail/who-director-general-s-opening-remarks-at-the-mediabriefing-on-covid-19---11-march-2020

[32] “COVID-19: El jefe de la ONU pide un alto el fuego mundial para centrarse en ‘la verdadera lucha de nuestras vidas’” (COVID-19: UN chief calls for global ceasefire to focus on ‘the true fight of our lives’).  Noticias de la ONU, 23 de marzo de 2020. Disponible en https://news.un.org/en/story/2020/03/1059972

[33]  “La ONU insta a Myanmar a ampliar inmediatamente el cese el fuego” (UN Urges Myanmar to immediately extend ceasefire). Agencia Anadolu, 16 de septiembre de 2020. Disponible en https://www.aa.com.tr/en/asia-pacific/un-urges-myanmar-to-immediately-extend-cease-fire/1974730

[34] Nyein, Nyein. “Los embajadores piden el fin del conflicto en Myanmar en medio de la COVID-19” (Ambassadors Call for End to Conflict in Myanmar Amid COVID-19). The Irrawaddy, 2 de abril de 2020. Disponible en https://www.irrawaddy.com/specials/myanmar-covid-19/ambassadors-call-end-conflict-myanmar-amid-covid-19.html

[35] “Organizaciones de la sociedad civil instan a la protección inmediata de los civiles en zonas de conflicto armado en Myanmar” (Civil Society Organizations Calls for Immediate Protection of Civilians in Armed Conflict in Myanmar), 15 de abril de 2020. Disponible en https://mailchi.mp/chro.ca/joint-statement-civil-society-organizations-calls-for-immediate-protection-of-civilians-in-armed-conflict-in-myanmar

[36] Weng, Lawi. “La coalición rebelde de Myanmar pide a los militares que extiendan el cese el fuego a Rakhine” (Myanmar Rebel Coalition Calls for Military to Extend Ceasefire to Rakhine). The Irrawaddy, 11 de mayo de 2020. Disponible en https://www.irrawaddy.com/news/burma/myanmar-rebel-coalition-calls-military-extend-ceasefire-rakhine.html

[37] Organización de Derechos Humanos de Chin. “Informe anual: Situación de los derechos humanos en el estado de Chin y el oeste de Birmania” (Annual Report: Human Rights Situation In Chin State and Western Burma). Diciembre de 2020. Disponible en https://www.chinhumanrights.org/annual-report-2020/

[38] OCHA. “Myanmar:Actualización humanitaria Nº 2” (Myanmar: Humanitarian Update Nº2). Diciembre de 2020. Disponible en https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/OCHA%20Myanmar%20-%20%20Myanmar%20Humanitarian%20Update%20No%202.pdf

[39] Gunia, Amy. “Los militares de Myanmar podrían estar cometiendo crímenes de guerra mientras el mundo se distrae con el coronavirus, dice un experto en derechos de la ONU” (Myanmar's Military May Be Committing War Crimes While the World Is Distracted by Coronavirus, Says U.N. Rights Expert). Time, 29 de abril de 2020. Disponible en  .https://time.com/5829012/u-n-human-rights-myanmar-war-crimes-coronavirus/

[40] Consejo de Derechos Humanos. Examen Periódico Universal Segundo Ciclo. Trigésimo séptimo período de sesiones, 18-29 de enero de 2021, en el párrafo 69. https://www.ohchr.org/EN/HRBodies/UPR/Pages/UPRMMStakeholdersInfoS23.aspx

[41] Ibid, párrafo 72.

[42] Organización de Derechos Humanos de Chin (CHRO). “Myanmar”. En El Mundo Indígena 2020, editado por Dwayne Mamo, 291-30. IWGIA, 2020.

[43] Consejo de Derechos Humanos. Examen Periódico Universal Segundo Ciclo. 37.º período de sesiones, 18-29 de enero de 2021. En el párrafo 70. https://www.ohchr.org/EN/HRBodies/UPR/Pages/UPRMMStakeholdersInfoS23.aspx

[44] Ibid, párrafo 71.

[45] Ibid, párrafo 52.

[46] Ibid, párrafo 50.

[47] UN-OHCHR. https://www.ohchr.org/EN/HRBodies/UPR/Pages/UPRMMStakeholdersInfoS23.aspx

[48] . “El Parque de la Paz de Salween gana el Premio Ecuatorial 2020” [Salween Peace Park Wins 2020 Equator Prize].  Voz Progresista. 15 de junio de 2020. Disponible en https://progressivevoicemyanmar.org/2020/06/15/salween-peace-park-wins-2020-equator-prize/

[49] República de la Unión de Myanmar. Política nacional de uso del suelo. 2016. http://faolex.fao.org/docs/pdf/mya152783.pdf

CONTINÚA CONECTADO

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena

Reciba información actualizada mensualmente cuando se suscriba a nuestro boletín de noticias

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

Informar posible mala conducta, fraude o corrupción

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto