• Pueblos indígenas en Rusia

    Pueblos indígenas en Rusia

El Mundo Indígena 2022: Rusia

Los pueblos indígenas no son reconocidos como tales por la legislación rusa; sin embargo, el Artículo 67 de la constitución actual garantiza los derechos de “los pueblos indígenas minoritarios” (literalmente: “pueblos indígenas de pequeños números”). La Ley Federal N.º 82 sobre las Garantías de los Derechos de las Minorías Indígenas de la Federación de Rusia de 1999 especifica que los pueblos indígenas minoritarios son grupos que comprenden menos de 50.000 miembros que están perpetuando algún aspecto de sus modos tradicionales de vida. De acuerdo con ésta y otras dos leyes marco que fueron promulgadas a finales de la era de Boris Yeltsin, los pueblos indígenas minoritarios tienen derechos a la consulta y la participación en casos específicos. No existe, sin embargo, ningún concepto como el “Consentimiento Previo, Libre e Informado” consagrado en la legislación. Las dos últimas décadas han visto una erosión continua de este marco legal y una fuerte recentralización de Rusia, incluyendo la abolición de varios territorios autónomos indígenas.

De los más de 160 pueblos que habitan el territorio de la Rusia contemporánea, 40 son oficialmente reconocidos como “pueblos indígenas minoritarios del Norte, Siberia y el Extremo Oriente”. Otro grupo, los izhma komi o izvatas, están buscando activamente obtener reconocimiento, el cual les sigue siendo negado, y al menos otro grupo más, los kerek, ya se encuentra extinto. Juntos suman alrededor de 260.000 habitantes, menos del 0.2 % de la población total del país, de la cual las personas de etnia rusa representan el 80 %. Otros pueblos, tales como, por ejemplo, los cinco millones de tártaros del Volga, y muchos grupos que pueblan el norte del Cáucaso, no son oficialmente considerados como pueblos indígenas, y sus autoidentificaciones varían. Desde la anexión rusa de Crimea, múltiples grupos étnicos que se autoidentifican como indígenas han quedado bajo el control de Rusia, a pesar de que el país no ha reconocido esta autoidentificación: los tártaros de Crimea, los krymchaks y los karaim.

Las últimas cifras oficiales de población del censo nacional de 2010 no proveen datos desglosados sobre el estatus socioeconómico de los pueblos indígenas. Los resultados del censo de 2021 aún no han sido publicados. Dos tercios de los pueblos indígenas son rurales y dependen de estrategias de subsistencia tradicionales, tales como la pesca, la caza y el pastoreo de renos, mientras que Rusia, en general, es un país altamente urbanizado.

La sociedad civil rusa es afectada por espacios cada vez más reducidos mientras el servicio de inteligencia del país, el FSB, ha estado consolidando su poder de manera continua. Desde 2013, las ONG que reciben financiamiento extranjero están sujetas a ser oficialmente clasificadas como “agentes extranjeros”, llevando a muchas de ellas a detener sus operaciones para minimizar su exposición a riesgos legales. Desde 2018, la misma práctica también ha sido extendida hacia los individuos. Muchas ONG extranjeras han sido prohibidas y clasificadas como “organizaciones no-deseables”.

Los ingresos de exportación de Rusia son en gran medida generados por la venta de combustibles fósiles y otros minerales, frecuentemente extraídos de territorios tradicionalmente habitados o utilizados por pueblos indígenas. La estrategia de desarrollo del país está en gran parte orientada hacia aumentar aún más la explotación de los recursos naturales del Ártico. Como muchos países ricos en recursos, Rusia es fuertemente afectada por la “maldición de los recursos”, alimentando el autoritarismo, la corrupción y la mala gobernanza. Esto impacta de muchas maneras negativas en el estatus de los derechos humanos de los pueblos indígenas y limita las oportunidades para su protección efectiva.

Rusia no ha ratificado el Convenio N.º 169 de la OIT y no ha respaldado la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas . El país ha heredado su membresía a varios de los pactos y convenciones más significativos de la ONU de los tiempos de la Unión Soviética: el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial ; la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer y el Comité Internacional de la Cruz Roja. También ha ratificado el Convenio Marco para la Protección de las Minorías Nacionales del Consejo de Europa.


Acceso a una alimentación adecuada

En 2021 resurgió una cuestión que básicamente había permanecido sin resolver desde el colapso de la Unión Soviética: una persistente falta de comprensión por parte de las autoridades rusas del acceso a una alimentación adecuada como un derecho fundamental de los pueblos indígenas.

Durante 2021, la Federación de Rusia continuó imponiendo restricciones injustificadas sobre el acceso de los pueblos indígenas a los recursos pesqueros, mientras que daba un trato preferencial a las empresas pesqueras comerciales.

En primavera, los pueblos indígenas del Extremo Oriente estaban indignados por el impacto de nuevas regulaciones de pesca que afectan a sus diversas regiones, desde la península de Chukotka hasta el Krai de Primorie, y que habían sido adoptadas por el Ministerio de Agricultura en 2020. Las solicitudes de cuotas de pesca interpuestas por pueblos indígenas y obshchinas[1] bajo las viejas reglas fueron rechazadas, mientras que las nuevas reglas fueron aplicadas de manera retroactiva. Incluso aquellas personas indígenas cuyas solicitudes no fueron rechazadas tuvieron que esperar a la decisión de las autoridades hasta que la temporada de migración de los peces casi había concluido. Al mismo tiempo, las empresas comerciales recibieron sus permisos a tiempo, como siempre.

Las nuevas reglas adoptadas por el Ministerio[2] prevén un procedimiento altamente burocrático para los pueblos indígenas a la hora de solicitar cuotas para ejercer la pesca tradicional. Alexander Asmolov de la Academia Rusa de las Ciencias se refirió a las nuevas reglas como un acto de “genocidio cultural” contra los pueblos indígenas[3].

Las nuevas reglas limitan la elegibilidad para las cuotas de pesca a pueblos indígenas que habitan en sitios oficialmente reconocidos como “sitios de residencia tradicional y actividades económicas tradicionales de pequeñas minorías indígenas de la Federación de Rusia”. La lista de tales sitios adoptada en 2009[4], así como listas similares conformadas a nivel regional, son criticadas por estar incompletas y por su falta de actualización. En muchas regiones, solo algunos pueblos indígenas fueron incluidos en la lista, mientras que otros frecuentemente fueron excluidos y por lo tanto quedaron inelegibles para solicitar cuotas de pesca bajo las nuevas reglas. 

En la región de Magadán, los residentes de ciertos asentamientos, así como miembros de los pueblos Chukchi, Eskimo, Kamchadal, Orochi y Aleut, fueron negados de sus derechos de pesca al no haber sido incluidos en la lista regional de pueblos indígenas[5].

En aras de mitigar parcialmente el impacto de estas políticas, la Administración de Magadán prometió conceder subvenciones singulares que habilitarían a los pueblos indígenas para comprar tres licencias de pesca recreativa por pescador indígena[6].

Situaciones similares en las que la pesca comercial fue priorizada por encima del reconocimiento de los derechos de pesca de pueblos indígenas también fueron observadas en la región autónoma de Yamal-Nenets[7], en la región de Jabárovsk[8] y en Sajalin[9].

Respondiendo a las nuevas reglas introducidas por el Ministerio de Agricultura, los pueblos indígenas de la región de Jabárovsk sostuvieron un mitin en línea denunciando la decisión de posponer el inicio de la temporada de pesca en 2021 y de concederles cuotas de pesca insignificantes, mientras que las cuotas concedidas a la pesca comercial, recreativa y deportiva fueron, como siempre, considerables y otorgadas en el plazo fijado[10].

En suma, el abordaje de las autoridades rusas hacia los derechos de pesca de los pueblos indígenas puede ser resumido por la siguiente cita del discurso de un representante de la Rosrybolovstvo (Agencia Federal para la Pesca bajo el Ministerio de Agricultura):  “(...) Hemos completado la tarea general de reducir el número de usuarios de recursos biológicos acuáticos entre los pueblos indígenas del Norte, Siberia y el Extremo Oriente. Nuestro siguiente paso debería ser determinar quiénes entre los pueblos restantes debería, en nuestra opinión, obtener en última instancia el derecho de realizar actividades pesqueras para mantener su modo de vida tradicional”[11].

Mientras tanto, un nuevo sistema de registro para personas pertenecientes a pueblos indígenas minoritarios entrará en vigor el 7 de febrero de 2022, y se espera que este nuevo sistema reduzca en gran medida el número de pueblos indígenas elegibles para los derechos de pesca y caza, así como para otras prerrogativas (véase Yearbook 2021). La Rosrybolovstvo parece haber tomado el asunto en sus propias manos en vez de esperar para que la lista sea finalizada, un hecho en sí mismo alarmante para los pueblos indígenas.

Especies de peces migratorias, así como las carnes procedentes de áreas marítimas costeras y de mamíferos marítimos, son componentes claves de la dieta tradicional de la mayoría de pueblos indígenas en el Ártico, y la falta de las mismas afecta seriamente su salud. Por lo tanto, estas acciones constituyen graves violaciones al derecho de los pueblos indígenas a una alimentación adecuada, por lo que han recibido una oposición feroz. En palabras de la parlamentaria de la República de Yakutia, Elena Golomaryoya: “Al proteger a los peces con un celo excesivo, estamos destruyendo a nuestra población indígena”[12].

Desarrollo sin participación

El 26 de octubre, el presidente Vladimir Putin aprobó una estrategia para desarrollar la zona del Ártico de Rusia y garantizar la seguridad nacional para el periodo que cubre hasta el 2035. Esta estrategia estipula, entre otras cosas, el establecimiento de mecanismos para promover el desarrollo económico y social de los pueblos indígenas en la zona del Ártico. De conformidad con esta estipulación, según Alexey Chekunov, el ministro  a cargo del Extremo Oriente del país, Rusia ha asignado un presupuesto de 500 millones de rublos (aproximadamente 6 millones de euros o 21 euros per cápita) para apoyar a los pueblos indígenas en la versión preliminar del presupuesto federal para el 2022-2024. De acuerdo con el ministro, los proyectos de inversión relacionados con los pueblos indígenas permitirán a la Federación de Rusia, durante su presidencia del Consejo Ártico (2021-2023), demostrar una aproximación balanceada para preservar el medioambiente, mejorar la calidad de vida de la población y desarrollar la economía en el Ártico[13]. Sin embargo, actualmente, solo las actividades culturales parecen estar recibiendo cualquier financiamiento. El programa Programme of State Support for Traditional Economic Activities of Indigenous Peoples of the Russian Federation (Programa de Apoyo Estatal para las Actividades Económicas Tradicionales de los Pueblos Indígenas de la Federación de Rusia), aprobado el 14 de abril de 2021, deja en claro que la mayoría de los fondos modestos asignados (aproximadamente 21 euros per cápita) no irán a organizaciones indígenas[14]. Mientras que el documento afirma que su objetivo es “establecer una base sostenible para el desarrollo de los pueblos indígenas minoritarios”, los receptores serán estructuras intermedias tales como empresas comerciales, las cuales, entre otras funciones, emplearán personas indígenas. El documento establece repetidamente que ciertas acciones deberían ocurrir “con la participación de pueblos indígenas minoritarios” en lugar de establecer que deben ser ejecutadas y apropiadas por los pueblos indígenas mismos.

En definitiva, el papel de los pueblos indígenas en este programa es limitado. Se espera de ellos que produzcan artesanías tradicionales para mercados externos e internos, que se preparen para recibir turistas y que sean capaces de cumplir con los “estándares profesionales para la categoría de trabajadores involucrados en actividades económicas tradicionales”.

El programa no hace ninguna mención sobre el papel de las instituciones de autogobierno de los pueblos indígenas y el concepto de “comunidades indígenas” no es referido en lo absoluto. Más aún, el programa no aborda el problema clave que enfrenta el uso tradicional de la naturaleza: las condiciones para el acceso a territorios y recursos, en particular, el fracaso del gobierno en implementar la Ley Federal N.º 49 sobre los territorios para el uso tradicional de la naturaleza de 2001 (véase abajo), y la comercialización de áreas de pesca y caza.

Una vez más, el derecho de los pueblos indígenas de Rusia a una alimentación adecuada, desarrollo y cultura, sigue siendo violado, en tanto muchas comunidades no tienen ninguna tierra para dejar que sus renos y otro ganado pasten, ni tienen lugares para pescar y cazar, debido a que su tierra está ocupada por entidades comerciales. El programa no refleja cómo se lidiará con el daño legal y medioambiental perpetrado en contra de “los territorios ancestrales y los modos de vida tradicionales” acumulado a lo largo de las décadas pasadas.

Pueblos indígenas confrontan al gigante minero Nornickel

Nornickel es la compañía minera más grande de Rusia, propiedad del oligarca Vladimir Potanin. Las principales operaciones de la compañía están basadas en el norte de la región de Krasnoyarsk, alrededor de la ciudad de Norilsk, con grandes impactos sobre las comunidades Dolgan y Nenets en la península de Taimyr, así como la región de Múrmansk cerca de la frontera noruega, donde sus operaciones afectan al pueblo Sami. La ciudad de Norilsk tiene la reputación de ser una de las ciudades más contaminadas del mundo y en 2020 sufrió un derrame mayúsculo de combustible diesel (véase El Mundo Indígena 2021), que privó de peces a comunidades indígenas que viven aguas abajo, negándoles su fuente más importante de nutrición. Dado que el gigante minero se ha rehusado a negociar directamente compensaciones adecuadas con las comunidades afectadas, los activistas indígenas se han vuelto hacia aliados internacionales, primero enfocándose en la empresa Tesla de Elon Musk, la cual estaba considerando comprar metales de Nornickel. Con una campaña bajo el hashtag #AnswerUsElonMusk[15] (#RespóndenosElonMusk), los activistas consiguieron que Tesla abandonara su intención de comprar metales de Nornickel.

Más tarde, la coalición de pueblos indígenas y organizaciones de apoyo se dirigió a la corporación química alemana BASF, uno de los mayores clientes europeos de Nornickel. BASF respondió a una primera carta abierta conjunta rechazando su responsabilidad y remitiendo a la coalición a la propia Nornickel, pero más tarde acordó reunirse con miembros de la coalición[16]. Más adelante, la misma Nornickel se integró a las reuniones realizadas. 

Si bien con este acto la compañía exhibió cierta voluntad de dialogar con la coalición internacional, la situación en el terreno sigue siendo preocupante. La compañía ha estado siguiendo una estrategia de divide y vencerás, por un lado ejerciendo presión sobre las comunidades indígenas locales[17], mientras que por el otro ha estado creando su propio “Consejo indígena” en Taimyr, atrayendo comunidades indígenas con incentivos monetarios. Simultáneamente, líderes activistas han sido el blanco de amenazas legales por parte de la administración regional[18].

Eventualmente, Nornickel anunció su intención de unirse a la Iniciativa para el Aseguramiento de la Minería Responsable[19], una iniciativa con múltiples interesados que lidera dentro del sector extractivo con relación al respeto por los derechos de los pueblos indígenas; sin embargo, este proceso puede tardar un largo tiempo en completarse. Hacia el final del año, Nornickel emprendió el pilotaje de un procedimiento de Consentimiento Libre, Previo e Informado (CLPI) con una comunidad indígena que debía ser reubicada. Sin embargo, al hacerlo, impuso sus propios protocolos sobre la comunidad en vez de permitir al lado indígena desarrollar sus propios protocolos[20].

Los derechos sobre la tierra en el limbo:  “Territorios para el Uso Tradicional de la Naturaleza” disfuncionales y aún más debilitados

Los “«Territorios para el Uso Tradicional de la Naturaleza” (TTNU) son, dentro del sistema legal ruso, lo más cercano al reconocimiento y delineamiento de los territorios de los pueblos indígenas. Sin embargo, desde la promulgación de la Ley Federal N.º 49 sobre Territorios para el Uso Tradicional de la Naturaleza[21] en 2001, el gobierno no ha establecido ningún TTNU con estatus federal, mientras que la situación legal de los TTNU con estatus local y regional es extremadamente inestable.

La más reciente negativa para establecer un TTNU de estatus federal fue emitida en diciembre de 2021 por la Agencia Federal para Asuntos Étnicos (FAEA) a una organización del pueblo Sami de la región de Múrmansk[22]. La negativa fue justificada por la noción de que borradores de enmiendas a la ley federal están siendo actualmente discutidos dentro de la FAEA.

Los años 2020 y 2021 demostraron de nuevo que los TTNU deben tener un estatus federal para ser adecuadamente protegidos, en tanto que los órganos gubernamentales federales a cargo de otorgar concesiones a industrias extractivas no toman en consideración la existencia de TTNU de estatus regional.

El más reciente ejemplo de esta situación es un TTNU regional en la República de Jakasia habitado por indígenas shors. En 2020, los shors se enteraron de que unas 30 concesiones habían sido otorgadas para la extracción de oro en su TTNU. Al ser confrontada, la administración regional de Jakasia explicó que si bien sus TTNU gozaban de estatus regional, las concesiones fueron otorgadas por agencias federales, por lo tanto no había nada que las autoridades regionales pudieran hacer para resolver la situación. El Ministerio Federal de Recursos Naturales, por su parte, informó a los activistas shors que, dado que no tenía información sobre las fronteras de TTNU regionales en Jakasia, las concesiones habían sido otorgadas de forma legal. Las comunidades Shors demandaron la revocación de las concesiones y una moratoria sobre las nuevas. En respuesta, la compañía minera aurífera Artel Starateley Khakasia, apoyada por las autoridades locales, empezó a coaccionar a los shors para firmar “acuerdos de cooperación”. En diciembre de 2021, las autoridades organizaron reuniones de aldeas en los asentamientos donde los shors constituían una minoría, por lo que consiguieron aprobar sus acuerdos de manera rápida y simulada[23],[24].

La otra debilidad de los TTNU con estatus regional es el riesgo que tienen de ser disueltos, debido a que mucho de los territorios de los que dependen los pueblos indígenas están clasificados como terrenos federales. Esto es lo que sucedió en Yakutia, donde, en diciembre, el consejo municipal de Ust-Maisky votó para liquidar el Territorio para el Uso Tradicional de la Naturaleza municipal después de una solicitud por parte de la fiscalía local[25]. Según este último órgano, este paso fue necesario porque el territorio incluía tierras forestales, las cuales, de acuerdo con la legislación rusa, son propiedad del gobierno federal.

Derechos humanos y mecanismos de reparaciones internacionales

Debido al COVID-19, ninguno de los informes periódicos entregados por Rusia a los órganos de los tratados de la ONU fueron evaluados en 2021. En cambio, su análisis ahora ha sido movido al 2022 y a los años subsecuentes.

En abril de 2021, con dos años de retraso, Rusia entregó su 5.o informe periódico bajo la Convención Marco del Consejo Europeo sobre la Protección de las Minorías Nacionales[26]. El informe menciona a los pueblos indígenas pero no brinda datos desglosados sobre su situación socioeconómica y brinda una declaración evasiva con relación a la cuestión del derecho de los pueblos indígenas al CPLI[27].

En febrero, el Centre for Support of the Indigenous Peoples of the North (Centro para el Apoyo de los Pueblos Indígenas del Norte), una de las principales organizaciones independientes que trabajan sobre la promoción de los derechos de los pueblos indígenas en Rusia, presentó una queja ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, impugnando su clausura forzada en 2020 por el Ministerio de Justicia ruso. En abril, el tribunal admitió la queja. El tribunal también admitió una queja del defensor de derechos indígenas alemán Johannes Rohr, quien impugnaba su prohibición de viajar a Rusia por 50 años, impuesta como represalia por haber denunciado la situación de los pueblos indígenas de Rusia en el Foro de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos en 2018[28].

 

 

Olga Murashko es una antropóloga rusa y una de las cofundadoras de la antigua oficina del Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) en Moscú. Ha estado trabajando para promover los derechos de los pueblos indígenas en Rusia desde los primeros años de la perestroika. Trabaja como consultora para el Centre for Support of Indigenous Peoples of the North.

Johannes Rohr es un historiador alemán que ha estado trabajando con organizaciones de pueblos indígenas en Rusia desde 1995, enfocándose en sus derechos económicos, sociales y culturales. Actualmente trabaja como consultor para IWGIA e INFOE. En 2018, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia le prohibió entrar al país durante 50 años.

 

Este artículo es parte de la 36a edición de El Mundo Indígena, un resumen anual producido por IWGIA que sirve para documentar e informar sobre los desarrollos que han experimentado los pueblos indígenas. Encuentra El Mundo Indígena 2022 completo aquí 

 

Notas y referencias 

[1] Literalmente: “comunidades”, cooperativas indígenas sin fines de lucro.

[2] RuLaws.ru. Ministerstvo Sel'skogo Hozjajstva Rossijskoj Federacii Prikaz G. N 673 “Ob utverzhdenii form zajavok na predostavlenie vodnyh biologicheskih resursov v pol'zovanie dlja osushhestvlenija rybolovstva v nauchno-issledovatel'skih i kontrol'nyh celjah, rybolovstva v uchebnyh i kul'turno-prosvetitel'skih celjah, rybolovstva v celjah akvakul'tury (rybovodstva) i rybolovstva v celjah obespechenija tradicionnogo obraza zhizni i osushhestvlenija tradicionnoj hozjajstvennoj dejatel'nosti korennyh malochislennyh narodov severa, sibiri i dal'nego vostoka rossijskoj federacii i porjadka ih zapolnenija, 10 November 2020”. https://rulaws.ru/acts/Prikaz-Minselhoza-Rossii-ot-10.11.2020-N-673/.

[3] “Akademik RAO Asmolov nazval ogranichenie prava kolymchan na rybalku zhestkim kulturnym genotcidom korennykh narodov”. Moskovskaya Gazeta, 23 de junio de 2021. https://mskgazeta.ru/obshchestvo/akademik-rao-asmolov-nazval-ogranichenie-prava-kolymchan-na-rybalku-zhestkim-kul-turnym-genocidom-korennyh-narodov-7809.html.

[4] Lista disponible en http://government.ru/docs/30064/.

[5] Chigarskikh, Igor. “My ne znaem, chto delat. Vlasti zapretili korennym narodam Kolymy zanimatsia traditcionnoi rybalkoi”. Sibreal, 7 de abril de 2021. https://www.sibreal.org/a/31191737.html

[6] Balan, Roman. “Na Kolyme nashli vozmozhnost obespechit krasnoi ryboi vsekh aborigenov”. Kolyma Plus, 21 de junio de 2021. https://kolymaplus.ru/news/na-kolyme-nashli-vozmozhnost-obespechit-krasnoy-ryboy-vseh-aborigenov/15176.

[7] Russian State Duma. «Proekt postanovleniia Zakonodatelnogo Sobraniia Iamalo-Nenetckogo avtonomnogo okruga “O zakonodatelnoi initciative Zakonodatelnogo Sobraniia Iamalo-Nenetckogo avtonomnogo okruga po vneseniiu v Gosudarstvennuiu Dumu Federalnogo Sobraniia Rossiiskoi Federatcii proekta federalnogo zakona” O vnesenii izmenenii v Federalnyi zakon ‘O rybolovstve i sokhranenii vodnykh biologicheskikh resursov’». Consultado el 9 de febrero de 2021. https://sozd.duma.gov.ru/bill/7-1649

[8] Transsib Info. “V Khabarovskom krae korennye narody ostavili bez kety i gorbushi”. Transsib Info, 27 de junio de 2021. https://transsibinfo.com/news/society/27-06-2021/v-habarovskom-krae-korennye-narody-ostavili-bez-kety-i-gorbushi.

[9] “Kto ostanovit eto bezumie? Novosti ot sosedei po regionu”. Fishkamchatka, 9 de agosto de 2021.http://fishkamchatka.ru/articles/exclusive/41903/. Minutas de la Sakhalin Anadromous Fish Management Commission (Comisión de Gestión de Peces Anádromos de Sajalin). Resúmenes operativos de capturas y datos sobre el relleno de lugares de desove, proporcionados por Sakhalin Environment Watch.

[10] Habacama. “Onlain-miting korennykh narodov Khabarovskogo Kraya po situacii s rybolovstvom”. Youtube, 17 de julio de 2021. https://www.youtube.com/watch?v=kfwDaBnuuf8.

[11] Magadanskaia problema” - poiavilsia novyi termin v oblasti rybolovstva korennykh narodov”. CSIPN, 4 de mayo de 2021. http://www.csipn.ru/glavnaya/novosti-regionov/5535-magadanskaya-problema-poyavilsya-novyj-termin-v-oblasti-rybolovstva-korennykh-narodov#.YKEcGaZR2iQ.

[12]  Golomareva, Elena. “neobosnovannye ogranicheniia v chasti rybolovstva KMNS negativno otrazhaiutsia na sotcialnoi obstanovke”. Press-sluzhba Il Tumena, 12 de septiembre de 2021. http://yakutiakmns.org/archives/16822.

[13] ”Chekunkov soobshchil, chto v AZRF prorabatyvaiutsia bolee 500 investproektov”. TASS, 3 de diciembre de 2021. https://tass.ru/ekonomika/13102297.

[14] (КонсультантПлюс). Rasporjazhenie Pravitel'stva RF ot 15.04.2021 N 978-r (red. ot 24.12.2021) “Ob utverzhdenii Programmy gosudarstvennoj podderzhki tradicionnoj hozjajstvennoj dejatel'nosti korennyh malochislennyh narodov Rossijskoj Federacii, osushhestvljaemoj v Arkticheskoj zone Rossijskoj Federacii”. Consultant Plus (КонсультантПлюс).http://www.consultant.ru/document/cons_doc_LAW_382421/.

[15] #AnswerUsElonMusk. Twitter.

[16] Business & Human Rights Resource Centre. “CSOs call on BASF to take action to address Nornickel's impacts on indigenous peoples of Russia’s Far North”. Business & Human Rights Resource Centre, 16 de marzo de 2021. https://www.business-humanrights.org/en/latest-news/csos-call-on-basf-to-take-action-to-address-nornickels-impacts-on-indigenous-peoples-of-russias-far-north/.

[17] ”Andrey Danilov, a well-known Sami politician, was detained by the police at the Imandra Viking Fest in the Murmansk region”. iRussia - Indigenous Russia, 29 de agosto de 2021. https://indigenous-russia.com/archives/15665.

[18] Comunicación directa de activistas locales.

[19] Initiative for Responsible Mining Assurance (IRMA). https://www.responsiblemining.net.

[20] Comunicación directa de activistas locales.

[21] Otra posible traducción es “Territorio de Uso de Recursos Tradicional”.

[22] MONSAAMI. “FADN vtorichno otkazal v sozdanii TTP”. Kola Sápmi, 6 de diciembre de 2021. https://kolasapmi.com/2021/12/06/2021-38/

[23] Borlovskaya, Olga. “Vlasti Khakasii obsudili moratorii na vydachu litcenzii zolotodobychikam”. TV RTS, 22 de octubre de 2021. https://tvrts.ru/index.php/rts-novosti/obshchestvo/item/26818-vlasti-khakasii-obsudili-moratorij-na-vydachu-litsenzii-zolotodobytchikam. ”Zaiavlenie shorskikh obshchin o zasedanii Soveta predstavitelei korennykh malochislennykh narodov pri Pravitelstve Respubliki Khakasiia (sostoiavshegosia 8 dekabria 2021 g.)”. iRussia - Indigenous Russia, 10 de enero de 2022. https://indigenous-russia.com/archives/18035. Murashko, Olga. “Shorskie obshchiny Khakasii poluchili proekt Soglasheniia s nedropolzovateliami, podpisaniia kotorogo tak uporno i druzhno dobivaiutsia vlasti Khakasii i OOO «Artel staratelei Khakasiia”. i-Russia – Indigenous Russia, 10 de enero de 2022. https://indigenous-russia.com/archives/18042.

[24] ”Zaiavlenie shorskikh obshchin o zasedanii Soveta predstavitelei korennykh malochislennykh narodov pri Pravitelstve Respubliki Khakasiia (sostoiavshegosia 8 dekabria 2021 g.)”. iRussia - Indigenous Russia, 10 de enero de 2022. https://indigenous-russia.com/archives/18035.

[25] Isakov, Andrey. ”Opasnyi pretcedent po likvidatcii TTP v Iakutii”. iRussia - Indigenous Russia, December 28, 2021.  https://indigenous-russia.com/archives/17956.

[26] El quinto informe de Estado entregado por la Federación de Rusia (ACFC/SR/V(2021)002) ha sido publicado por la Secretaría del Consejo de Europa de conformidad con el Artículo 22 de la Resolución CM/Res(2019)49 sobre los arreglos de monitoreo revisados bajo los artículos 24 a 26 del Convenio Marco del Consejo de Europa para la Protección de las Minorías Nacionales. El informe ha sido preparado bajo la responsabilidad única de la Federación de Rusia. https://www.coe.int/en/web/minorities/russian-federation.

[27] El informe de Estado dice: “El cumplimiento de cualquier principio, incluyendo el principio de consentimiento libre, previo e informado en precedentes judiciales, requiere de mayor exploración de las formas y mecanismos relevantes, incluso a través de la implementación en la legislación nacional”.

[28] Anti-Discrimination Center Memorial (ADC Memorial). “ECtHR Registers Complaint From Environmentalist and Human Rights Defender Johannes Rohr, who was Banned From Entering Russia for 50 Years by the FSB”. ADC Memorial, 28 de octubre de 2021. https://adcmemorial.org/en/news/ecthr-registers-complaint-from-environmentalist-and-human-rights-defender-johannes-rohr-who-was-banned-from-entering-russia-for-50-years-by-the-fsb/

CONTINÚA CONECTADO

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

Por consultas de prensa, haga clic aquí 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena

Reciba información actualizada mensualmente cuando se suscriba a nuestro boletín de noticias

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

Informar sobre posible mala conducta, fraude o corrupción

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto