• Pueblos indígenas en Tailandia

    Pueblos indígenas en Tailandia

El Mundo Indígena 2021: Tailandia

Los pueblos indígenas de Tailandia viven principalmente en tres regiones geográficas del país: las comunidades de pescadores indígenas (los Chao Ley) y las pequeñas poblaciones de cazadores-recolectores del sur (los Mani); los pequeños grupos de la meseta de Korat del noreste y el este; y los numerosos pueblos de las tierras altas del norte y noroeste (conocidos con el término despectivo de Chao-Khao). Se reconocen oficialmente nueve de las llamadas “tribus de las colinas”: los Hmong, los Karen, los Lisu, los Mien, los Akha, los Lahu, los Lua, los Thin y los Khamu.[1]

Se calcula que la población indígena de Tailandia es de unos cinco millones de personas, lo que supone el 7.2 % de la población total.[2] Según el Departamento de Desarrollo Social y Bienestar (2002), la población total de “tribus de las colinas” reconocida oficialmente es de 925.825 personas y se distribuye en 20 provincias del norte y el oeste del país. Todavía no hay cifras disponibles para los grupos indígenas del sur y el noreste. Cuando se trazaron las fronteras nacionales en el sudeste asiático durante la época colonial y como consecuencia de la descolonización, muchos pueblos indígenas que vivían en tierras altas y bosques remotos fueron divididos. Por ejemplo, podemos encontrar pueblos Lua y Karen tanto en Tailandia como en Myanmar, y pueblos Akha en Laos, Myanmar, el suroeste de China y Tailandia.

Tailandia es una monarquía constitucional y ha ratificado o es signataria del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (CEDR) y la Declaración Universal de Derechos Humanos. Votó a favor de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI), pero no reconoce oficialmente la existencia de pueblos indígenas en el país.

En 2010, el gobierno tailandés aprobó dos resoluciones del gabinete para restablecer los medios de vida tradicionales de los Chao Ley[3] y los Karen, el 2 de junio y el 3 de agosto respectivamente.

La pandemia de COVID-19: sus impactos y la respuesta de los pueblos indígenas

El brote de coronavirus en Tailandia comenzó en enero de 2020. La primera transmisión local se confirmó el 31 de enero. El número de casos se mantuvo bajo al principio, pero aumentó rápidamente a mediados de marzo de 2020, lo que obligó al gobierno a tomar medidas drásticas para hacer frente a la situación, tales como el cierre de lugares públicos y negocios en Bangkok y varias otras provincias. Más tarde, el 25 de marzo, el primer ministro Prayut Chan-o-cha declaró el estado de emergencia, seguido de un toque de queda a principios de abril de 2020 para controlar la situación. El país se encontraba en estado de confinamiento.

Estas medidas se consideraron eficaces para controlar la propagación de la enfermedad. Sin embargo, también afectaron muy negativamente a la economía del país y al modo de vida de la gente, incluidos los pueblos indígenas.

Impacto en los pueblos indígenas de Tailandia

Muchas comunidades sintieron ansiedad y pánico por la propagación de la enfermedad. Algunas comunidades decidieron cerrar sus aldeas durante al menos dos semanas y realizar rituales específicos para proteger a sus miembros, como la ceremonia Kraw Yee del pueblo Pga K'nyaw, la ceremonia Pua Sia del pueblo Mien, etc.

Los pueblos indígenas que habían emigrado para vivir en la ciudad se enfrentaron a mayores problemas. Muchos de ellos se quedaron sin trabajo y sufrieron la falta de ingresos tras el cierre temporal de empresas y negocios. Carecían de alimentos suficientes para mantener a sus familias, no tenían tierras para cultivar y no podían regresar a sus comunidades.[4]

Para los que viven en zonas forestales y siguen practicando sistemas agrícolas tradicionales, los impactos fueron mínimos. Tenían suficiente comida de sus granjas y del bosque circundante para alimentar a sus familias durante más de un mes sin salir de sus comunidades. Sin embargo, algunos productos agrícolas, como las coles, los tomates, las calabazas, etc., no podían transportarse y venderse en la ciudad, ya que todos los mercados estaban cerrados en virtud de las medidas impuestas por el gobierno. Esto supuso una pérdida de ingresos y fondos para la inversión.Además, el precio de algunos productos se disparó, ya que había una gran demanda pero una oferta insuficiente de productos tales como alimentos secos, alimentos enlatados, huevos, sal, mascarillas, desinfectante para las manos, entre otros.

Ayudarse mutuamente

En vista de lo anterior, un gran número de organizaciones de pueblos indígenas, grupos de la sociedad civil, instituciones académicas y comunidades indígenas formaron un grupo de autoayuda ad hoc para encontrar formas de apoyarse y ayudarse mutuamente. Las acciones de este grupo incluyeron: la movilización de alimentos (arroz, verduras, chalotas, etc.) de diversos sectores, incluidos los de las comunidades indígenas, para ayudar a las comunidades y personas afectadas por la epidemia, especialmente las que viven en la ciudad; un intercambio de arroz por pescado entre los pueblos indígenas que viven en el norte y el sur de Tailandia; la capacitación de los líderes de las aldeas sobre cómo fabricar un sencillo gel desinfectante para las manos y máscaras faciales; el intercambio de información sobre el coronavirus y las medidas básicas de prevención en diferentes lenguas indígenas (por ejemplo, en lengua hmong,[5] karen,[6] lisu,[7] dara-ang y mien) para llegar a las comunidades indígenas de distintas zonas a través de plataformas y aplicaciones de medios sociales como Line, Facebook y YouTube.La situación de la pandemia empezó a mejorar a partir de mayo. El número de  contagios disminuyó gradualmente e incluso llegó a cero. Por lo tanto, el gobierno redujo las restricciones paso a paso. Sin embargo, el estado de emergencia siguió vigente.

A principios de diciembre de 2020, se produjo una segunda ola del virus en la provincia de Samut Sakhon y se extendió rápidamente a las provincias cercanas. El gobierno ya ha impuesto las medidas necesarias para contener la propagación de la enfermedad. Muchas comunidades indígenas también han comenzado a cerrar sus comunidades y a seguir de cerca la situación y la información del Centro de Administración de la Situación de la COVID-19 (CCSA).[8]


Encuestas sobre tierras según la nueva Ley de Parques Nacionales

El gobierno tailandés aprobó varias leyes forestales en 2019.[9] Una de ellas fue la Ley de Parques Nacionales, que entró en vigor el 25 de noviembre de 2019. Según los artículos 64 y 65, esta ley obliga a las autoridades de parques a realizar un estudio sobre el uso de la tierra en todos los pueblos situados en zonas de parques. Esto debe llevarse a cabo en un plazo de 240 días a partir de la fecha de entrada en vigencia de la ley. Debido a la propagación del COVID-19, el proceso de estudio de las tierras se ha retrasado. Varias zonas no han podido completar el estudio o no han tenido tiempo de volver a comprobar la información recopilada.[10] Esto se convertirá en un problema más adelante, ya que algunos aldeanos podrían perder sus derechos sobre la tierra y, en consecuencia, enfrentarse a acciones legales cuando cultiven sus tierras.Sin embargo, algunas personas y familias indígenas rechazan completamente el proceso de estudio del uso de la tierra, como en la zona del complejo forestal de Kaeng Krachan (KKFC) y en algunas comunidades del norte, afirmando que el gobierno debería reconocer sus derechos tradicionales de tenencia de la tierra. El estudio sobre el uso de la tierra sólo les proporcionará a las comunidades un derecho de uso temporal. Las comunidades tienen que renovar este permiso cada 20 años y estará sujeto a ciertas condiciones. Esto hace que los aldeanos se sientan muy inseguros. Por eso, proponen utilizar las medidas de la Resolución del Gabinete del 3 de agosto de 2010 (revitalización de los medios de vida tradicionales de los Karen) como medio para resolver los problemas de la tierra. Es más apropiado y relevante para el modo de vida de los pueblos indígenas.Otro asunto relacionado con la nueva Ley de Parques Nacionales es la promulgación de un decreto para detallar el ámbito de trabajo de los artículos 64 y 65. El proyecto de decreto se ha completado y se ha abierto a una audiencia pública en línea.[11] El Movimiento de los Pueblos por una Sociedad Justa (P-Move), organizaciones de la sociedad civil y comunidades indígenas protestaron fuertemente contra este proceso ya que la ley tiene un impacto significativo en un gran número de personas, especialmente las que viven en áreas protegidas, la mayoría de las cuales no tienen acceso a Internet ni a dispositivos para participar en la consulta. El Departamento de Parques Nacionales aceptó finalmente realizar más audiencias públicas en diferentes subregiones antes de finalizar el decreto.[12] Las fechas se establecerán una vez que la pandemia haya remitido.

Estudio sobre los problemas de los pueblos indígenas aprobado por la Asamblea Legislativa Nacional

La Comisión Parlamentaria Permanente (PSC) para la infancia, la juventud, las mujeres, los ancianos, los discapacitados, los grupos étnicos y las personas LGBTQ, realizó un estudio sobre la situación, los problemas y las formas de promover y proteger a los grupos étnicos en Tailandia a mediados de 2020. El estudio fue presentado y aprobado por la Asamblea Legislativa Nacional el 16 de diciembre de 2020.[13] Los resultados y las conclusiones del estudio se utilizarán como marco para formular o promulgar una política y una ley específicas para proteger y promover los derechos de los pueblos indígenas y los grupos étnicos en Tailandia.

El estudio identificó los principales problemas y desafíos a los que se enfrentan los pueblos indígenas. Entre ellos, la falta de una política global que aborde las necesidades y problemas de los pueblos indígenas. Sus derechos a la tierra y los recursos siguen siendo ignorados.

El Comité recomendó que:


1) El gobierno debería acelerar la promulgación de un “Proyecto de ley para la promoción y protección de los grupos étnicos E. B. (Era Budista)”.

2) El Centro de Antropología Sirindhorn (Organización Pública) debería considerar la fusión de dos proyectos de ley (el Proyecto de ley sobre la promoción y preservación de los medios de vida de los grupos étnicos E. B. y el Proyecto de ley sobre el Consejo de los Pueblos Indígenas en Tailandia E. B.) para que los miembros del parlamento puedan considerar con facilidad una ley única e integrada.

3) El Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente, el Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas y el Departamento Real de Bosques deberían actuar de acuerdo con la Resolución del Gabinete del 3 de agosto de 2010 sobre las directrices políticas para la revitalización de los medios de vida tradicionales de los Karen. Debería aplazarse cualquier procesamiento de los pueblos indígenas como resultado de la aplicación de las leyes forestales recientemente aprobadas (por ejemplo, la Ley de silvicultura comunitaria, la Ley de santuarios de vida silvestre de 2019 o la Ley de parques nacionales de 2019) que afecte directamente a los medios de vida o al estilo de vida de los grupos indígenas.

4) El Ministerio del Interior debe agilizar el proceso de concesión de la ciudadanía tailandesa a los grupos indígenas y étnicos que reúnan los requisitos necesarios para acceder a la educación y a otros derechos, tales como el tratamiento médico y la asistencia social para ancianos y discapacitados.

El gobierno tailandés nomina por cuarta vez al Complejo Forestal de Kaengkrachan (KKFC) como sitio natural del Patrimonio Mundial

En una conferencia de prensa celebrada en enero de 2020, el gobierno tailandés declaró claramente que Tailandia volvería a proponer la candidatura del KKFC para su consideración en la próxima reunión del Comité del Patrimonio Mundial. Esto ha creado una considerable ansiedad entre las comunidades locales Karen con respecto a la continuación de su estilo de vida y agricultura tradicionales y el uso de los recursos forestales en la zona.

En respuesta, junto con sus aliados, la Red Karen para la Cultura y el Medio Ambiente (KNCE) en el oeste celebró un diálogo público el 16 de diciembre de 2020 para supervisar y examinar las acciones del gobierno tailandés a la hora de abordar los problemas citados y las recomendaciones formuladas por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH)[14], así como las recomendaciones de las comunidades Karen que sufren el impacto de esos problemas para garantizar que la inscripción del KKFC como Patrimonio de la Humanidad se base en la verdadera participación de las comunidades afectadas en todos los aspectos.

En el diálogo, los aldeanos afirmaron que todavía no se habían abordado muchos problemas, como las cuestiones relativas a los derechos sobre la tierra, la ampliación de los límites de la zona protegida para que se superpongan a las tierras de labranza y las zonas de asentamiento de los aldeanos, y las acusaciones formuladas contra los aldeanos que no participan en el estudio ni en el registro del uso de la tierra en el marco de la Resolución del Gabinete del 30 de junio de 1998.

La 44.ª reunión de los sitios del Patrimonio Mundial se ha pospuesto hasta una fecha no especificada en junio o julio de 2021 en Fuzhou, China, debido a la pandemia. La KNCE seguirá de cerca el debate.

Avances en la elaboración de una nueva ley de promoción y protección de los derechos de los pueblos indígenas

Actualmente se están revisando y finalizando tres proyectos de ley sobre la promoción y protección de los derechos de los grupos étnicos y los pueblos indígenas:

  • El Proyecto de ley sobre el Consejo de los Pueblos Indígenas en Tailandia B.[15] Los miembros ejecutivos del Consejo de los Pueblos Indígenas (CIPT) acordaron llevar a cabo otra ronda de revisión antes de someterlo a la consideración del gabinete.
  • El Proyecto de ley para la promoción y protección de los grupos étnicos E. B. Este proyecto ha sido redactado por el Comité Parlamentario Permanente (PSC). Se abrirá otra ronda de audiencias públicas antes de ser presentado al Parlamento para su consideración.
  • El Proyecto de ley sobre la promoción y preservación de los medios de vida de los grupos étnicos E. B. Este proyecto ha sido elaborado por el Centro de Antropología Sirindhorn (SAC). Se considera un proyecto de ley gubernamental. Se está debatiendo y se finalizará en marzo de este año.

Estos tres proyectos de ley tienen algunas similitudes y diferencias. El reto es cómo garantizar que estos proyectos de ley se integren, se complementen entre sí y aborden las necesidades reales de los pueblos indígenas.

Celebración del Día de los Pueblos Indígenas

Las celebraciones del Día de los Pueblos Indígenas se realizan anualmente el 9 de agosto. En 2020, debido a la propagación de la COVID-19, el evento se dividió y se celebró en cuatro subregiones diferentes (noreste, oeste, sur y norte). El objetivo era integrar la cuestión de los pueblos indígenas y reforzar la solidaridad entre ellos en Tailandia.[16]

Kittisak Rattanakrajangsri es un Mien del norte de Tailandia. Ha trabajado con comunidades y organizaciones indígenas desde 1989. Actualmente es director ejecutivo de la Fundación de los Pueblos Indígenas para la Educación y el Medio Ambiente (IPF), con sede en Chiang Mai (Tailandia).

Este artículo es parte de la 35a edición de El mundo indígena, un resumen anual producido por IWGIA que sirve para documentar e informar sobre los desarrollos que han experimentado los pueblos indígenas. Encuentra El Mundo Indígena 2021 completo aquí

Notas y referencias

[1] A veces se mencionan diez grupos, y en algunos documentos oficiales se incluye también a los Palaung. El Directorio de Comunidades Étnicas del Departamento de Desarrollo Social y Bienestar Social de 2002 en 20 provincias del norte y el oeste incluye también a los Mlabri y los Padong.

[2] Del informe del Consejo de Pueblos Indígenas de Tailandia (CIPT).

[3] Compuesto por Moken, Moklen y Urak-rawoy.

[4] Voces de la RMI. 2021. “ชนเผ่าฯ ปันน้ำใจ ฝ่าโควิด-19.” Facebook, 20 de abril de 2020. Disponible en https://www.facebook.com/media/set/?vanity=imnvoices&set=a.1612844622197555

[5] PNUD Tailandia.  “7 Steps to prevent the Spread of COVID-19” (7 pasos para prevenir la propagación de la COVID-19). Khun Pojong Seng-kue, comunidad étnica Hmong. Facebook, 2 de mayo de 2020. Disponible en https://www.facebook.com/UNDPThailand/videos/255547295626332

[6] PNUD Tailandia. 2021. “7 Steps to prevent the Spread of COVID-19” (7 pasos para prevenir la propagación de la COVID-19). Khun Masu, comunidad étnica Karen. Facebook, 24 de abril de 2020. Disponible en https://www.facebook.com/UNDPThailand/videos/2600431686728828

[7] Pacto de los Pueblos Indígenas de Asia. “Message from Mr. Sakda Saemi (Lisu), Director of IMPECT and NIPT Coordinator” (Mensaje del Sr. Sakda Saemi (Lisu), Director de IMPECT y Coordinador de NIPT). Facebook, 23 de abril de 2020. . Disponible en https://www.facebook.com/AIPPnet.org/videos/264172371641805

[8] Un centro de respuesta central establecido por el gobierno para hacer frente a la propagación de la COVID-19.

[9] Rattanakrajangsri, Kittisak. “Tailandia”. En Mundo Indígena 2020, editado por Dwayne Mamo, 335-336. IWGIA, 2020. Disponible em http://iwgia.org/images/yearbook/2020/IWGIA_The_Indigenous_World_2020.pdf

[10]. “ครบ 240 วันสำรวจถือครองที่ดินในป่าอนุรักษ์-ชาวบ้านโวยตกหล่นอื้อ นักกฎหมายแนะออก พรก. ขยายเวลา”. Noticias transfronterizas, 21 de julio de 2020. Disponible em https://transbordernews.in.th/home/?p=25616

[11] Parque Nacional de Tailandia. ขอเชิญร่วมแสดงความคิดเห็นประกอบการจัดทำร่างกฎหมายลำดับรองตามพระราชบัญญัติสงวนและคุ้มครองสัตว์ป่า พ.ศ.2562 (Invitación a expresar sus opiniones en relación con la preparación de un proyecto de ley en el marco de la Ley de preservación y protección de la vida silvestre B.E.). Disponible en http://portal.dnp.go.th/Content?contentId=18216

[12] Sr. Prayong Doklamyai (asesor del Movimiento Popular por una Sociedad Justa (P-Move)). Entrevista, 16 de diciembre de 2020, distrito de Nong Ya Plong.

[13]Asamblea Legislativa Nacional, Gobierno de Tailandia. “Study Report” (Informe de estudio). 16 de diciembre de 2020. Disponible en http://edoc.parliament.go.th/getfile.aspx?id=731811&file=(4)+%E0%B8%8A%E0%B8%B2%E0%B8%95%E0%B8%B4%E0%B8%9E%E0%B8%B1%E0%B8%99%E0%B8%98%E0%B8%B8%E0%B9%8C.pdf&download=1

[14] Oficina Regional del ACNUDH para Asia Sudoriental. “Supplemental Information concerning the application to designate Kaeng Krachan Forest Complex (Thailand) as a UNESCO World Heritage Site” (Información complementaria relativa a la solicitud de designación del Complejo Forestal de Kaeng Krachan (Tailandia) como Patrimonio Mundial de la Unesco). 30 de abril de 2015. https://drive.google.com/file/d/18t8Rkgm5Z7q4O_KUHLMNJoWlrrclpO5l/view

[15] Brache-a, Rfoo. “ร่าง พ.ร.บ. สภาชนเผ่าพื้นเมืองแห่งประเทศไทย พ.ศ..” IMN Voices (Voces de la RMI), 23 de diciembre de 2020. Disponible en https://imnvoices.com/%e0%b8%a3%e0%b9%88%e0%b8%b2%e0%b8%87-%e0%b8%9e-%e0%b8%a3-%e0%b8%9a-%e0%b8%aa%e0%b8%a0%e0%b8%b2%e0%b8%8a%e0%b8%99%e0%b9%80%e0%b8%9c%e0%b9%88%e0%b8%b2%e0%b8%9e%e0%b8%b7%e0%b9%89%e0%b8%99%e0%b9%80/

[16] “ชนเผ่าพื้นเมืองปี 63 ชูมั่นคงทางอาหาร “ปันรัก ปันสุข จากภูผาสู่มหานที”. North Public News (Noticias Públicas del Norte), 8 de agosto de 2020. Disponible en http://www.northpublicnews.com/%E0%B8%8A%E0%B8%99%E0%B9%80%E0%B8%9C%E0%B9%88%E0%B8%B2%E0%B8%9E%E0%B8%B7%E0%B9%89%E0%B8%99%E0%B9%80%E0%B8%A1%E0%B8%B7%E0%B8%AD%E0%B8%87%E0%B8%9B%E0%B8%B5-63-%E0%B8%8A%E0%B8%B9%E0%B8%A1%E0%B8%B1/ 

CONTINÚA CONECTADO

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena

Reciba información actualizada mensualmente cuando se suscriba a nuestro boletín de noticias

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

Informar posible mala conducta, fraude o corrupción

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto