• Pueblos indígenas en Indonesia

    Pueblos indígenas en Indonesia

El Mundo Indígena 2021: Indonesia

Indonesia tiene una población de aproximadamente 260 millones de habitantes. Según la Oficina Central de Estadísticas, el gobierno reconoce 1.331 grupos étnicos.[1] El Ministerio de Asuntos Sociales identifica a algunas comunidades indígenas como komunitas adat terkecil (KAT), o comunidades indígenas aisladas geográficamente. Sin embargo, muchos más pueblos se autoidentifican como indígenas o son considerados por otros como tales. Las recientes leyes y decretos gubernamentales utilizan el término Masyarakat Adat para referirse a los pueblos indígenas. La organización nacional de pueblos indígenas, Aliansi Masyarakat Adat Nusantara (AMAN), estima que la población total de indígenas en Indonesia es de entre 50 y 70 millones.

La tercera enmienda de la Constitución de Indonesia reconoce los derechos de los pueblos indígenas en sus artículos 18 B-2 y 28 I-3. En la legislación más reciente, existe un reconocimiento implícito de algunos derechos de los pueblos indígenas, donde se les denomina Masyarakat Adat o Masyarakat Hukum Adat. Entre dicha legislación figuran la Ley Nº 5/1960 sobre la Regulación Agraria Básica, la Ley Nº 39/1999 sobre Derechos Humanos, y el Decreto MPR Nº X/2001 sobre la Reforma Agraria. La Ley Nº 27/2007 sobre la Gestión de las Costas e Islas Pequeñas y la Ley Nº 32/2010 sobre el Medioambiente utilizan claramente el término Masyarakat Adat y recurren a la definición práctica de AMAN. El Tribunal Constitucional afirmó los derechos constitucionales de los pueblos indígenas a sus tierras y territorios, incluidos sus derechos colectivos a los bosques consuetudinarios, en mayo de 2013.

Aunque Indonesia es signataria de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, los funcionarios gubernamentales argumentan que el concepto de pueblos indígenas no es aplicable ya que casi todos los indonesios (con la excepción de los chinos étnicos) son indígenas y por tanto tienen los mismos derechos. Por consiguiente, el gobierno ha rechazado las peticiones de necesidades específicas de los grupos que se autoidentifican como indígenas.

Papúa Occidental abarca la parte occidental de la isla de Nueva Guinea y comprende las dos provincias indonesias de Papúa y Papúa Occidental (Papúa Barat). Tiene una población de 4.378 millones de personas repartidas en dos provincias, con 3.5 millones en la provincia de Papúa y 878.000 en la de Papúa Occidental. Más del 50 % de la población de ambas provincias son migrantes que llegaron de otras partes de Indonesia a través del programa de transmigración patrocinado por el gobierno entre los años 1970 y principios de los años 2000.

Papúa Occidental tiene las culturas y lenguas más diversas de Indonesia. Aunque el indonesio (bahasa Indonesia) es la lengua oficial que se habla actualmente, los papúes indígenas hablan más de 250 lenguas tribales. Papúa Occidental se divide en siete territorios consuetudinarios distintos: Mamberamo Tabi (Mamta), Saireri, Domberai y Bomberai, Mee Pago, La Pago y Ha Anim.

Desde que Indonesia tomó el control de la región (que anteriormente estaba en manos de los neerlandeses) en 1969, los papúes occidentales han seguido buscando su independencia. En 2001, el Gobierno de Indonesia promulgó una ley de autonomía especial para la región de Papúa, antes llamada Irian Jaya, tras la cual dividió por la fuerza la parte de la isla controlada por Indonesia en las provincias de Papúa y Papúa Occidental.

Conflictos por la tierra y criminalización

En 2020, el mundo entero se vio afectado por la pandemia de COVID-19 en la que se redujo el ritmo de la actividad humana. Sin embargo, algunas empresas de Indonesia no detuvieron sus operaciones y peor aún, se dieron a la tarea de criminalizar a los pueblos indígenas que se interponían en su camino para ampliar sus negocios.

El 26 de agosto, llegaron noticias desalentadoras del distrito de Lamandau, en la provincia de Kalimantan Central. El jefe de la comunidad indígena Laman Kinipan, Effendi Buhing, fue detenido por la policía provincial de Kalimantan Central por una disputa con PT Sawit Mandiri Lestari (SML), una empresa de aceite de palma.[2] El líder consuetudinario fue procesado por liderar la lucha comunitaria por defender el bosque de su comunidad.

La escena de la detención del jefe se hizo viral en las redes sociales indonesias. Policías plenamente armados y varios vehículos tomaron por sorpresa a la comunidad de Kinipan, donde desplegaron toda su fuerza para detener a Buhing, como si se tratara de un terrorista, aunque él estaba sentado descansando en el porche de su palafito.[3] Su mujer, que filmó el incidente, lloraba al ver cómo sacaban a su marido de su casa en su pueblo ancestral. Tras la presión pública, Buhing fue liberado y se le permitió regresar a su casa, aunque persiste una sensación de desasosiego.

Varios meses antes de su detención, otros cinco indígenas de Laman Kinipan fueron detenidos y encarcelados.[4]

El pueblo indígena Besipae-Pubabu de la isla de Timor, en la provincia de Nusa Tenggara Oriental, está siendo criminalizado por las autoridades locales por defender su bosque consuetudinario de la tala para crear espacio para una plantación de maíz y la cría de ganado.[5] Los indígenas defienden su bosque porque su tala afectaría la disponibilidad de agua en los pozos que lo rodean y reduciría la flora y la fauna de las que depende la comunidad indígena.

En varias ocasiones en 2020, agentes de seguridad del Estado atacaron violentamente a los defensores de los bosques comunitarios. Como resultado de los enfrentamientos que tuvieron lugar en agosto, 37 familias fueron desalojadas violentamente de la zona y sus casas fueron demolidas. En octubre, los enfrentamientos provocaron lesiones a por lo menos cinco miembros de la comunidad, entre ellos niños.[6]

El conflicto entre la comunidad de Besipae-Pubabu y las autoridades provinciales comenzó en 2013, cuando las autoridades concedieron un certificado de derecho de uso para una zona de 3.780 hectáreas del bosque sin el consentimiento de la comunidad.[7] Irónicamente, los sucesos de agosto tuvieron lugar justo un día después de la celebración del Día de la Independencia de Indonesia, en el que el presidente del país, Joko Widodo, lució con orgullo vestimenta tradicional de una de las comunidades indígenas timorenses.[8]

En un caso similar, el pueblo indígena Rakyat Penunggu de las aldeas de Durian Selemak y Pertumbukan, en la provincia de Sumatra Septentrional, se enfrentó a agentes de seguridad del Estado y a agentes de seguridad privados contratados por PT Perkebunan Nusantara II (PTPN II), una empresa agroindustrial de propiedad estatal, el 29 de septiembre de 2020, cuando esta última llegó a desalojar el dominio ancestral de 966 hectáreas de la comunidad con el fin de convertirlo en una plantación de caña de azúcar.[9] La empresa justificó la ocupación forzosa al alegar que las tierras de los Rakyat Penunggu eran en realidad propiedad del Estado.

Diez mujeres de la comunidad bloquearon la entrada de maquinaria pesada al pueblo. Los agentes de seguridad de PTPN II utilizaron violencia para apartar del camino a los activistas de la comunidad y una anciana recibió un puñetazo en el estómago y sufrió tanto dolor que casi se desmaya.[10]

Los tres casos ilustran cómo, a pesar de la pandemia, el sector privado y las autoridades de Indonesia siguen acosando y criminalizando a los pueblos indígenas para apropiarse de sus tierras.

Legislación

La Ley de Creación de Empleo, que forma parte del paquete legislativo conocido como la Ley Ómnibus,[11] fue aprobada el 5 de octubre de 2020 a pesar de la fuerte oposición de la sociedad civil de Indonesia.

La Alianza de Pueblos Indígenas del Archipiélago (AMAN), organización indígena de ámbito nacional, se ha opuesto firmemente a la Ley Ómnibus desde los primeros días de su formulación. En marzo, la organización publicó un documento de posición sobre el proyecto de ley de creación de empleo —apodado Cilaka o el proyecto de ley del desastre— en el que se detallaban los problemas fundamentales que tenían los pueblos indígenas con el mismo, los cuales van desde cuestiones de procedimiento, ya que se excluyó a los pueblos indígenas del proceso de redacción, hasta su propia esencia debido a que se creó con la pretensión de que solo las inversiones especiales en el sector de los recursos naturales podrían crear puestos de trabajo.[12] Los pueblos indígenas de Indonesia temen que la Ley Ómnibus desencadene una violencia y una criminalización más amplias y masivas contra los pueblos indígenas.

Reunión Nacional de Trabajo de AMAN

Un objetivo importante en 2020 para los pueblos indígenas de Indonesia fue la Reunión Nacional de Trabajo bianual organizada por la Alianza de Pueblos Indígenas del Archipiélago (AMAN). Al igual que en ocasiones anteriores, la Reunión Nacional de Trabajo iba a llevarse a cabo en marzo, junto con la conmemoración del Día del Despertar de los Pueblos Indígenas del Archipiélago, el 17 de marzo, y para coincidir además con la adopción de la Declaración de AMAN el 17 de marzo de 1999. Se tenía previsto celebrar la reunión en Ende (Nusa Tenggara Oriental) pero se pospuso debido a la pandemia de COVID-19.

La Reunión Nacional de Trabajo se celebró finalmente del 17 al 19 de noviembre de 2020 y por primera vez en su historia, se llevó a cabo de forma virtual. A pesar de los obvios desafíos de la brecha digital en todo el país, la evaluación general de la reunión fue positiva y según la secretaria general de AMAN, Rukka Sombolinggi, ha demostrado la resiliencia de los pueblos indígenas frente a dificultades.

Reflexiones sobre la pandemia

Mientras el Gobierno de Indonesia carecía de seriedad a la hora de prevenir la propagación del COVID-19, la secretaría general de AMAN, Rukka Sombolinggi, demostró un fuerte liderazgo ante la crisis de salud pública.

Se formó un grupo de trabajo de respuesta de emergencia llamado Gugus Tugas AMANkan COVID-19.[13] Este grupo de trabajo incluye una amplia red de equipos de respuesta COVID-19 que operan en zonas pobladas por pueblos indígenas en todo el archipiélago. A la fecha, hay 108 equipos operativos.

La mayoría de los miembros del equipo de respuesta son jóvenes y mujeres indígenas. Su trabajo se centra sobre todo en garantizar que sus pueblos no se expongan al virus. Para ello, en ocasiones han introducido soluciones innovadoras. Por ejemplo, los miembros del Frente Juvenil Indígena del Archipiélago (BPAN) en Célebes Septentrional, los Osing en Java Oriental y los Sembalun en Nusa Tenggara Occidental fabricaron un desinfectante de manos con ingredientes naturales. También grabaron el proceso en videos instructivos[14] para que jóvenes indígenas de otras zonas pudieran aprender. Además, tanto los jóvenes como las mujeres indígenas se han dedicado a la agricultura y de esta manera contribuyen a que sus comunidades sean más resilientes ante la pandemia.

Poco después del comienzo de la pandemia, AMAN emitió una recomendación a todas las comunidades indígenas para que iniciaran un confinamiento, siguiendo un concepto de confinamiento digno.[15] Este concepto permite a los pueblos indígenas seguir realizando sus actividades como de costumbre mientras no salgan de sus comunidades. Los pueblos indígenas pueden seguir ocupándose de sus arrozales y jardines, cosechando productos forestales y realizando otras actividades. El confinamiento digno garantiza la resiliencia de los pueblos indígenas y es una manifestación de su soberanía frente a la pandemia del COVID-19.

Los pueblos indígenas y las comunidades locales, por ejemplo AMAN y el Consorcio para la Reforma Agraria (KPA), suministraron conjuntamente 10 toneladas de arroz, así como pescado y verduras, a los residentes de Yakarta.[16] Los beneficiarios eran grupos que se encontraban entre los más afectados por la pandemia, como jornaleros, trabajadores del sector informal y obreros especializados. Este acto no solo demuestra que, armados con sus conocimientos tradicionales, los pueblos indígenas de Indonesia son resilientes ante catástrofes de gran envergadura como la pandemia del COVID-19, sino que también son capaces de extender generosamente su apoyo a sus conciudadanos en las ciudades.

Mujeres indígenas

En noviembre, PEREMPUAN AMAN presentó un informe sobre la violencia de género en la gestión de los recursos naturales en Indonesia. El informe se elaboró a partir de información recopilada en 21 comunidades indígenas. Describe con detalle la situación de las mujeres indígenas en Indonesia y abarca sus ocupaciones, su participación en procedimientos consuetudinarios de toma de decisiones y su acceso a los recursos naturales. El informe destaca que, aunque las mujeres desempeñan un papel importante en la gestión sostenible de los recursos, su participación en procedimientos consuetudinarios de toma de decisiones sigue siendo escasa. En consecuencia, siguen siendo vulnerables a las prácticas discriminatorias y a la violencia. Los investigadores del informe esperan que pueda utilizarse para fomentar cambios en la política de desarrollo en Indonesia, de modo que se tengan en cuenta los intereses y las necesidades de los pueblos indígenas en general y de las mujeres indígenas en particular.[17]

Papua Occidental

El COVID-19 en Papúa

El 26 de marzo de 2020, las autoridades provinciales de Papúa cerraron oficialmente el acceso a la provincia al tráfico de pasajeros por aire y por mar para evitar la propagación del coronavirus en la provincia de Papúa.[1] Los pasos fronterizos terrestres hacia Papúa Nueva Guinea también se cerraron al tráfico de pasajeros. Además del acceso a la provincia, también se introdujeron ciertas restricciones sobre las reuniones sociales. Las restricciones se implementaron inicialmente por un periodo de dos semanas, pero se prorrogaron posteriormente. Aunque se suspendió el tráfico de pasajeros, no ha cesado el transporte de mercancías. El acceso a la provincia de Papúa se reabrió finalmente el 8 de junio, aunque permanecieron ciertas restricciones relacionadas con el COVID-19 hasta finales de año.

La provincia de Papúa Occidental también cerró el acceso a su territorio, aunque las restricciones a la circulación fueron algo menos estrictas.

Aunque el número de casos de COVID-19 que se registraron entre los pueblos indígenas de las provincias de Papúa y Papúa Occidental en 2020 no fue muy elevado, la tasa de mortalidad entre esos casos fue una de las más altas de Indonesia.[2] La situación se vio agravada por la insuficiente infraestructura sanitaria en las dos provincias, donde los pueblos indígenas suelen vivir lejos de los centros de salud. Debido a la escasa disponibilidad de camas de hospital, algunos pacientes de COVID-19 fueron hospitalizados en hoteles, donde el tratamiento era inadecuado.

El impacto económico del COVID-19 fue especialmente fuerte en las zonas urbanas. Debido a la lentitud de la respuesta del gobierno, algunos negocios comunitarios tuvieron que cerrar.[3]

La ya precaria situación de los pueblos indígenas desplazados de la regencia de Nduga a otras regencias de la provincia de Papúa tras la operación de contrainsurgencia del ejército indonesio en 2018-2019[4] empeoró por las restricciones relacionadas con la pandemia.[5] Además de los problemas de salud, también han sido motivo de preocupación la escasez de alimentos y la falta de acceso a la educación de los niños desplazados.

Además, las restricciones a la circulación que se introdujeron en marzo impiden a la gente realizar sus tareas cotidianas, e incluso trabajar para poder satisfacer sus necesidades diarias, lo que empeora aún más su situación económica. Las personas desplazadas internamente también sufren la hostilidad de los residentes locales y a veces no pueden ir a recoger agua o leña.[6]

Decisión sobre el apagón de Internet y desinformación en línea

El 3 de junio, un panel de jueces del Tribunal Administrativo Estatal de Yakarta emitió su resolución sobre el cese del acceso a Internet en Papúa y Papúa Occidental que se produjo durante las manifestaciones antirracistas en 2019. El tribunal dictaminó que la acción emprendida por parte del Ministerio de Comunicación e Información y el presidente de la República de Indonesia en el sentido de ralentizar y cortar el acceso a Internet en agosto y septiembre de 2019 fue un acto ilegal.[7] El apagón de Internet que se produjo en 2019 impidió que la información sobre las protestas llegara al resto del país.

Mientras tanto, una investigación de fuentes abiertas realizada conjuntamente por la BBC y el Instituto Australiano de Política Estratégica y publicada en 2020 reveló una campaña de desinformación en Internet bien financiada y coordinada, aparentemente dirigida al movimiento Papúa Libre.[8] La campaña, en la que participaron cientos de cuentas de redes sociales en Twitter y Facebook, así como docenas de sitios web con contenido en indonesio, inglés, alemán y neerlandés, está difundiendo información confusa y completamente falsa. Parece que la campaña de desinformación tiene por objetivo influir en la opinión internacional sobre la situación de Papúa y los activistas que participan en la lucha por la autodeterminación.

En una situación en la que la región está cerrada a los periodistas internacionales y los medios de comunicación independientes locales están restringidos, esta campaña de desinformación tiene un enorme potencial para influir en la percepción de la comunidad internacional sobre la situación en Papúa.[9]

Juicio a siete presos en Kalimantan

El 17 de junio, un panel de jueces del Tribunal de Distrito de Balikpapan (Kalimantan Oriental) declaró a siete presos políticos papúes culpables de traición por su participación en las manifestaciones contra el racismo en Jayapura en 2019.[10] El juicio se llevó a cabo fuera de Papúa para evitar expresiones de apoyo popular a los acusados.

Entre los siete activistas se encontraban Buchtar Tabuni, el vicepresidente del órgano legislativo del Movimiento Unido de Liberación de Papúa Occidental; Agus Kossay, el presidente del Comité Nacional para Papúa Occidental y Alexander Gobay, presidente de la Asociación Estudiantil de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Jayapura. La fiscalía pedía duras penas de hasta 15 años de cárcel, pero al final el tribunal dictó condenas de entre 10 y 11 meses.[11] Los activistas condenados deberán pagar además una tasa judicial de IDR 5.000.

Violencia contra la población civil en Intan Jaya

El 19 de septiembre, el pastor y líder comunitario indígena Yeremia Zanambani fue asesinado a tiros por el Ejército Nacional de Indonesia (TNI) durante una operación de contrainsurgencia en los alrededores de Hitadipa (Intan Jaya, Papúa). El accidente provocó una protesta pública y peticiones al presidente de Indonesia, Joko Widodo, para que investigara el asesinato.[12]

Una investigación independiente[13] llevada a cabo por el Equipo Humanitario de la Provincia de Papúa reveló que el asesinato del pastor Zanambani estaba relacionado con la desaparición, a principios del mismo año, de dos civiles tras redadas llevadas a cabo por el TNI en Hitadipa.

El 21 de abril de 2020, un grupo de soldados del TNI en Sugapa, en la regencia de Intan Jaya, realizó una redada en la comunidad con el pretexto de garantizar el cumplimiento de los protocolos sanitarios del COVID-19. El Grupo de Trabajo COVID-19 de Intan Jaya declaró posteriormente que la operación no formaba parte del manejo de la pandemia de COVID-19 en Intan Jaya.

Durante la redada, el TNI detuvo a tres civiles. Uno de ellos fue liberado pronto; sin embargo, los otros dos, los hermanos Apinus Zanambani (22 años) y Luther Zanambani (23 años), fueron llevados al Cuartel General del Mando Militar del Subdistrito de Sugapa y no se les ha vuelto a ver. Cuando, después de tiempo sin noticias de Apinus y Luther, su familia empezó a presionar a los militares para obtener respuestas, el TNI negó conocer el paradero de los jóvenes. Las familias de los desaparecidos pidieron al pastor Jeremiah Zanambani, que era del mismo clan que ellos, que interviniera.

En diciembre de 2020, el TNI anunció que estaba investigando a nueve miembros del ejército por su presunta implicación en la desaparición de los dos hombres.

El pastor Zanambani es la decimocuarta víctima de una serie de sucesos violentos que se han producido en Hitadipa desde 2019, cuando, en respuesta al asesinato de tres civiles por parte del Ejército de Liberación Nacional de Papúa Occidental, el TNI estableció su campo base en Hitadipa. Otros ocho civiles han resultado heridos desde entonces.

La violencia generalizada a la que han sido sometidos los civiles demuestra que el ejército indonesio no controlaba totalmente los excesos de sus miembros durante las operaciones de contrainsurgencia en Intan Jaya. Además, el enjuiciamiento de los militares implicados en la violencia ha sido lento e insuficiente.

La violencia en Hitadipa provocó desplazamientos masivos de civiles a otros distritos de la regencia de Intan Jaya. Los residentes de Hitadipa piden la salida del TNI de la zona para poder regresar a sus hogares.[14]

Cancelación de la Reunión de Audiencia de la Asamblea Popular de Papúa

En noviembre, las autoridades indonesias interrumpieron una serie de audiencias sobre la satisfacción de los papúes con el estatus especial de la región concedido por el Gobierno de Indonesia hace unos 20 años. Las audiencias fueron organizadas por la Asamblea Popular de Papúa (MRP), un órgano gubernamental especial introducido por la ley sobre el estado de autonomía especial.

En Merauke, en el sur de Papúa, los miembros del equipo del MRP, encargado de las audiencias, fueron detenidos por la policía y escoltados esposados hasta una comisaría, donde se les acusó de participar en la organización de debates independentistas y se les interrogó. Tras el interrogatorio, todos los detenidos fueron puestos en libertad.

En Wamena, los participantes de las audiencias se enfrentaron en el aeropuerto a la milicia progubernamental Barisan Merah Putih.[15]

Los que consiguieron llegar a la sede en Jayapura, la capital de Papúa, fueron rechazados por la policía supuestamente por restricciones del COVID-19, aunque el número de personas presentes era inferior al máximo permitido por las autoridades.[16]

Perspectivas para 2021

Es de esperar que el año que viene el Gobierno y el Parlamento de Indonesia aprueben el proyecto de ley sobre los pueblos indígenas. Se espera que la aprobación de este proyecto de ley sirva de contrapeso a la Ley de Creación de Empleo, ya que ofrecerá ciertas garantías de protección de los derechos de los pueblos indígenas.

 

Jakob Siringoringo pertenece a los pueblos indígenas Batak Toba y nació en la aldea de Holbung (subdistrito de Sitiotio, distrito de Samosir, Sumatra Septentrional, Indonesia). En 2014, se unió a AMAN Tano Batak (capítulo regional) y dos años después a BPAN (el Frente Juvenil Indígena del Ala del Archipiélago de AMAN). En octubre de 2018, se unió al capítulo nacional de AMAN y a finales de 2019 fue nombrado presidente de la Junta Nacional de BPAN. Contacto:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Victor Mambor es un periodista experimentado de Papúa y fundador de uno de los principales medios de comunicación en línea de Papúa, jubi.co.id. Como periodista, su trabajo abarca más de 20 países, principalmente en la región del Pacífico. Sus artículos sobre Papúa se pueden encontrar en el Jakarta Post, Benarnews.org, The Internationalist, The Guardian, Radio New Zealand, ABC y Al-Jazeera. Junto con varios periodistas de la región de Melanesia, formó el Foro de Libertad de los Medios de Comunicación de Melanesia en 2019. Se ha hecho acreedor al premio al mejor reportaje de investigación de 2020 por parte del Sindicato de Editores de Prensa de Indonesia por su informe sobre los disturbios en Wamena (Papúa). También fue galardonado con el Press Freedom Fighter de la Federación Internacional de Periodistas en 2015, junto con Gao Yu (periodista china) y Andrea Nicodemo Idris (periodista eritreo).

Este artículo es parte de la 35a edición de El mundo indígena, un resumen anual producido por IWGIA que sirve para documentar e informar sobre los desarrollos que han experimentado los pueblos indígenas. Encuentra El Mundo Indígena 2021 completo aquí 

Notas y referencias

[1] Badan Pusat Statistik. “Informasi Terbaru.” 2021. Disponible en https://bps.go.id/

[2] Arbi, Ivany Atina. “Police arrest customary leader in Central Kalimantan over land dispute” (La policía detiene a un líder consuetudinario en Kalimantan Central por una disputa de tierras). The Jakarta Post, 27 de agosto de 2020. Disponible en

https://www.thejakartapost.com/news/2020/08/27/police-arrest-customary-leader-in-central-kalimantan-over-land-dispute.html

[3] Najwa, Mata. “Effendi Buhing: Hati Saya Sakit, Seperti Dianggap Teroris.” Narasi, 2021. Disponible en

https://www.narasi.tv/mata-najwa/effendi-buhing-hati-saya-sakit-seperti-dianggap-teroris

[4] Barahamin, Andre. “KNPA: Hentikan Perampasan Wilayah Adat dan Kriminalisasi Masyarakat Laman Kinipan!.” Aliansi Masyarakat Adat Nusantara, 27 de agosto de 2020. Disponible en

https://www.aman.or.id/2020/08/46507/

[5] Solidaritas Perempuan. “Kronologi Konflik Masyarakat Adat Pubabu Dengan Pemerintah Provinsi Nusa Tenggara”. 13 de mayo de 2020. Disponible en

http://www.solidaritasperempuan.org/sub/wp-content/uploads/2020/05/Kronologi-Konflik-Masyarakat-Pubabu-dengan-Pemerintah-NTT.pdf

[6] Ghaliya, Ghina. “Authorities clash with NTT indigenous community over disputed land” (Las autoridades se enfrentan a la comunidad indígena de NTT por unas tierras en disputa). The Jakarta Post, 15 de octubre de 2020. Disponible en

https://www.thejakartapost.com/news/2020/10/15/authorities-clash-with-ntt-indigenous-community-over-disputed-land.html

[7] Ibíd.

[8] Litha, Yoanes. “Aliansi Masyarakat Adat Nusantara Kecam Tindakan Represif terhadap Masyarakat Adat Besipae.” VOA Indonesia, 20 de agosto de 2020. Disponible en

https://www.voaindonesia.com/a/aliansi-masyarakat-adat-nusantara-kecam-tindakan-represif-terhadap-masyarakat-adat-besipae/5551290.html

[9] Gunawan, Apriadi. “Indigenous peoples injured in clash with state-owned plantation company in N. Sumatra” (Indígenas heridos en un enfrentamiento con una empresa de plantaciones de propiedad estatal en Sumatra Septentrional). The Jakarta Post, 30 de septiembre de 2020. Disponible en

https://www.thejakartapost.com/news/2020/09/30/indigenous-peoples-injured-in-clash-with-state-owned-plantation-company-in-n-sumatra.html

[10] Perempuan. “Sikap PEREMPUAN AMAN atas Rencana Penggusuran Paksa PTPN II di Kampung Durian Selemak, Kabupaten Langkat Sumatera Utara”. Perempuan Aman, 28 de septiembre de 2020. Disponible en

https://perempuan.aman.or.id/sikap-perempuan-aman-atas-rencana-penggusuran-paksa-ptpn-ii-di-kampung-durian-selemak-kabupaten-langkat-sumatera-utara/

[11] Para conocer más detalles sobre la ley, véase Mambor, Victor y Jakob Siringoringo. “Indonesia” (Indonesia). En The Indigenous World 2020 (El Mundo Indígena 2020), editado por Dwayne Mamo, 250-266. IWGIA, 2020. Disponible en

https://iwgia.org/images/yearbook/2020/IWGIA_The_Indigenous_World_2020.pdf

[12] Barahamin, Andre. “Omnibus Cilaka Yang Membawa Petaka Bagi Masyarakat Adat”. Aliansi Masyarakat Adat Nusantara, 3 de marzo de 2020. Disponible en

https://www.aman.or.id/2020/03/omnibus-cilaka-yang-membawa-petaka-bagi-masyarakat-adat/

[13] Aliansi Masyarakat Adat Nusantara. “Tanggap Bencana COVID-19”. 2021. Disponible en

https://www.aman.or.id/tanggap-bencana-covid-19/

[14] BPAN Official. 2020. “Pembuatan Antiseptik - Hand Sanitizer oleh BPAN Daerah Sembalun Menggunakan Bahan-bahan Alami“. Video de Youtube, subido el 17 de abril de 2020, 6:04 min. https://youtube/vSvY9WKlxJ8; BPAN Official. 2020. “Hand Sanitizer ala Pemuda Adat Osing”. Video de Youtube, subido el 12 de mayo de 2020, 2:19 min. https://youtu.be/zAMFvsYEYmo; BPAN Official. 2020. “Membuat Handsanitiser dengan Captikus (Alkohol tradisional Minahasa) oleh BPAN PD MINAHASA SELATAN”. Video de Youtube, subido el 16 de junio de 2020, 3:45 min. https://youtube/amMOLQ56w_4>

[15] Siringoringo, Jakob. “Instruksi Sekjen AMAN Merespon Perkembangan Penyebaran COVID-19”. Aliansi Masyarakat Adat Nusantara, 19 de marzo de 2020. Disponible en

https://www.aman.or.id/2020/03/instruksi-sekjen-aman-merespon-perkembangan-penyebaran-covid-19/

[16] Konsorsium Pembaruan Agraria (KPA). “GeSLA Atasi Covid-19: Donasi Pangan Petani Pasundan, Gerakan Solidaritas dari Lumbung Agraria”. 11 de abril de 2020. Disponible en

http://kpa.or.id/media/baca/Liputan%20Khusus/514/

[17] Perempuan. “Workshop Konsultasi Hasil Riset Pemantauan Kekerasan Berbasis Gender PEREMPUAN AMAN”. Perempuan Aman, 27 de noviembre de 2020. Disponible en

https://perempuan.aman.or.id/workshop-konsultasi-hasil-riset-pemantauan-kekerasan-berbasis-gender-perempuan-aman/

 

Papua Occidental:

[1] Pemerintah Provinsi Papua. “Provinsi Papua Resmi Tutup Bandara Dan Pelabuhan Cegah Penyebaran Covid-19”. 2020. Disponible en

https://www.papua.go.id/view-detail-berita-7181/provinsi-papua-resmi-tutup-bandara-dan-pelabuhan-cegah-penyebaran-covid-19.html

[2] “Kasus Covid-19 Pecah Rekor 8.369, Tertinggi di Papua”. CNN Indonesia, 3 de diciembre de 2020. Disponible en

https://www.cnnindonesia.com/nasional/20201203163550-20-577655/kasus-covid-19-pecah-rekor-8369-tertinggi-di-papua

[3] Ramah. “Dampak pandemi Covid-19, sebanyak 1.832 pekerja di Kota Jayapura dirumahkan”. Jubi, 6 de octubre de 2020. Disponible en

https://jubi.co.id/papua-1-832-pekerja-di-kota-jayapura-dirumahkan/

[4] Véase Kulesza, Patrick. “West Papua” (Papúa Occidental). En The Indigenous World 2019 (El Mundo Indígena 2019), editado por Dwayne Mamo, 328-335. IWGIA, 2019. Disponible en

https://www.iwgia.org/images/documents/indigenous-world/IndigenousWorld2019_UK.pdf ; Mambor, Victor y Jakob Siringoringo. “Indonesia” (Indonesia). En The Indigenous World 2020 (El Mundo Indígena 2020), editado por Dwayne Mamo, 250-266. IWGIA, 2020. Disponible en

https://iwgia.org/images/yearbook/2020/IWGIA_The_Indigenous_World_2020.pdf

[5] Pademme, Arjuna. “Derita pengungsi Nduga tak ada habisnya, Raga: Ambil air dan kayu bakar saja dilarang“. Jubi, 3 de diciembre de 2020. https://jubi.co.id/derita-pengungsi-nduga-tak-ada-habisnya-raga-ambil-air-dan-kayu-bakar-saja-dilarang/

[6] Ibíd.

[7] Kompas. “Kasus Blokir Internet di Papua, Jokowi Divonis Bersalah hingga Batal Ajukan Banding”. 21 de junio de 2020. Disponible en

https://nasional.kompas.com/read/2020/06/21/08493401/kasus-blokir-internet-di-papua-jokowi-divonis-bersalah-hingga-batal-ajukan?page=all

[8] Strick, Benjamin y Famega Syavira. “Papúa: Cara kerja jaringan bot penyebar hoaks soal Papua dengan biaya miliaran rupiah”. BBC, 9 de octubre de 2019. https://www.bbc.com/indonesia/indonesia-49969337

[9] Strick, Benjamin. “Investigating Information Operations in West Papua: A Digital Forensic Case Study of Cross-Platform Network Analysis” (Investigación de las operaciones informativas en Papúa Occidental: Un estudio de caso forense digital de análisis de redes multiplataforma). Belling Cat, 11 de octubre de 2019. Disponible en

https://www.bellingcat.com/news/rest-of-world/2019/10/11/investigating-information-operations-in-west-papua-a-digital-forensic-case-study-of-cross-platform-network-analysis/

[10] Para saber más sobre las manifestaciones, véase Mambor, Victor y Jakob Siringoringo. “Indonesia” (Indonesia). En The Indigenous World 2020 (El Mundo Indígena 2020), editado por Dwayne Mamo, 250-266. IWGIA, 2020. Disponible en

https://iwgia.org/images/yearbook/2020/IWGIA_The_Indigenous_World_2020.pdf

[11] Amnistía Internacional. “Seven Papuan PoCs Sentenced To Jail For Joining Peaceful Anti-Racism Protest” (Condenan a siete presos de conciencia papúes a la cárcel por unirse a una protesta pacífica contra el racismo). 17 de junio de 2020. Disponible en

https://www.amnesty.id/seven-papuan-pocs-sentenced-to-jail-for-joining-peaceful-anti-racism-protest/

[12] Aranditio, Stephanus y Dwi Bowo Raharjo. “Persatuan Gereja Desak Jokowi Usut Tuntas Penembakan Pendeta Yeremia.” Suara, 21 de septiembre de 2020. Disponible en

https://www.suara.com/news/2020/09/21/151130/persatuan-gereja-desak-jokowi-usut-tuntas-penembakan-pendeta-yeremia

[13] Jubi. Papua Humanitarian report of Intan Jaya (Informe humanitario de Papúa de Intan Jaya). 19 de septiembre de 2020. Disponible en

https://jubi.co.id/laporan-tim-kemanusiaan-intan-jaya-duka-dari-hitadipa/

[14] West Papua Daily. “Intan Jaya conflict (2): Civilians become victims of TNI-TPNPB war”([Conflicto de Intan Jaya (2): Los civiles se convierten en víctimas de la guerra TNI-TPNPB). 29 de enero de 2021. Disponible en

https://en.jubi.co.id/intan-jaya-conflict-2-civilians-victims-of-tni-tpnpb/

[15] Lantipo, Yuliana. “Diadang sekelompok orang, tim RDP Otsus Papua tertahan di Bandara Wamena”. Jubi, 15 de noviembre de 2020. Disponible en

https://jubi.co.id/diadang-sekelompok-orang-tim-rdp-otsus-papua-tertahan-di-bandara-wamena/

[16] Adisubrata, Islami. “DAP: Tolak kedatangan MRP, negara cederai wajah sendiri”. Jubi, 16 de noviembre de 2020. Disponible en

https://jubi.co.id/papua-tolak-mrp-negara-cederai-wajah-sendiri/

 

CONTINÚA CONECTADO

Sobre nosotros

El Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) es una organización global de derechos humanos dedicada a promover, proteger y defender los derechos de los pueblos indígenas. Conócenos

 

 

Mundo Indígena

Nuestro anuario, El Mundo Indígena, ofrece un informe actualizado de la situación de los pueblos indígenas en todo el mundo. Descargar El Mundo Indígena

Reciba información actualizada mensualmente cuando se suscriba a nuestro boletín de noticias

Contáctanos

Prinsessegade 29 B, 3er piso
DK 1422 Copenhague
Dinamarca
Teléfono: (+45) 53 73 28 30
Mail: iwgia@iwgia.org
CVR: 81294410

Informar posible mala conducta, fraude o corrupción

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto